Lula insta al Mercosur a implicarse en la disputa entre Venezuela y Guyana por el Esequibo

Alberto Fernández, Santiago Peña, Lula da Silva, Luis Lacalle Pou y Luis Arce. / Mercosur
Alberto Fernández, Santiago Peña, Lula da Silva, Luis Lacalle Pou y Luis Arce. / Mercosur
El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, ha llevado los movimientos de tropas en el terreno y la escalada de tensiones a lo principal de la agenda en la cumbre del Mercosur.
Lula insta al Mercosur a implicarse en la disputa entre Venezuela y Guyana por el Esequibo

La frenética escalada de tensiones entre Venezuela y Guyana por la histórica disputa territorial del Esequibo, una amplia región rica en petróleo y minerales más grande que Portugal, ha comenzado a ser un tema de preocupación en América del Sur, un vecindario que hasta hace no mucho alardeaba de la nula existencia de conflictos bélicos entre países. Pero para Brasil el riesgo de que una guerra se desate es muy preocupante.

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, ha llevado los movimientos de tropas en el terreno y la escalada de tensiones a lo principal de la agenda en la cumbre del Mercosur celebrada este jueves en Rio de Janeiro. El mandatario anfitrión ha recibido a sus homólogos y pedido a los países del bloque (Argentina, Uruguay, Paraguay y próximamente Bolivia) a sumarse a una declaración institucional que instará a la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y a la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) a buscar “con las dos partes” una salida dialogada al conflicto.

El texto leído por Lula al inicio de la cumbre era ambiguo, no mencionaba directamente a ninguno de los dos países en el litigio, así como omite la celebración del referéndum consultivo que llevó a cabo el Gobierno venezolano el 3 de diciembre, el cual ganó con cerca del 95 % y tras el que decretó por ley la creación del estado de la Guayana Esequiba y su incorporación inmediata en el mapa nacional. Guyana ha tachado, sin pruebas, que la consulta pública sería el punto de partida para una posible anexión por la fuerza del territorio que administra de facto y que representa el 75 % del país.

El llamamiento de Lula, presidente de la primera potencia económica y militar regional, no se ha dirigido explícitamente ni a Nicolás Maduro ni al presidente guyanés, Irfaan Alí. “Aquí, en América del Sur, lo que no queremos es una guerra. Solo con paz podemos generar riqueza y mejorar la vida de nuestros pueblos (…)  no queremos que esta cuestión contamine la reanudación del proceso de integración regional ni sea una amenaza a la paz y la estabilidad”, ha dicho el líder izquierdista ante el presidente uruguayo Luis Lacalle Pou, su homólogo paraguayo Santiago Peña, el mandatario boliviano Luis Arce y el presidente argentino saliente Alberto Fernández, que visita la ciudad carioca en su último viaje de Estado antes de la investidura de Javier Milei.

Brasil ha sido, probablemente, la nación que mayor importancia le ha brindado al conflicto por el Esequibo, movilizando a sus tropas a la frontera con la zona en reclamación y hasta los lindes con Venezuela y Guyana. Brasilia ha reforzado esta semana las tropas estacionadas en la frontera con soldados y blindados después de que trasladara a su primer contingente una semana antes de que se llevara a cabo el referéndum. @mundiario

Comentarios