Buscar

López Obrador impulsa un juicio político contra expresidentes en México

El presidente mexicano busca que un proyecto suyo sea aprobado para convocar a un referéndum con el objetivo de consultar al pueblo si desea que su antecesores sean enjuiciados por corrupción. 
López Obrador impulsa un juicio político contra expresidentes en México
Andrés Manuel López Obrador, presidente de México. / RRSS
Andrés Manuel López Obrador, presidente de México. / RRSS

La agenda de Andrés Manuel López Obrador parece no estar concentrada en la lucha contra la covid-19. El presidente de México impulsa un proyecto de ley para que se convoque a un un referéndum con el objetivo de consultar al pueblo si quiere que se enjuicie y, de ser el caso, se castigue a sus cinco antecesores por casos de corrupción. 

El mandatario izquierdista ya envió la propuesta al Senado. Si logra consenso, entonces pasaría a la Cámara de Diputados que daría luz verde a su propuesta que no tiene nada que ver con la estrategia sanitaria contra la enfermedad que, hasta el momento, ha dejado 676.00 infectados y 71.000 fallecidos. Claro esta, si una tendencia a la baja según los reportes de las autoridades sanitarias. 

López Obrador quería que los ciudadanos pidieran la consulta, para lo cual eran necesarias 1.8 millones de firmas (el 2% del padrón electoral), como marca la ley, pero al no alcanzar el tiempo, porque el plazo concluía el 15 de septiembre, él presentó la iniciativa. “De todas formas (...) consideré importante presentar también este escrito para tener más seguridad sobre la solicitud de la realización de una consulta a todos los ciudadanos”, señaló.

El presidente mexicano justificó su propuesta en que su país, desde 1988 hasta su llegada al poder a fines del 2018, ha vivido un periodo neoliberal, cuya consecuencias visibles han sido que se presente una fuerte concentración de la riqueza, quebrantos al erario, corrupción, elecciones viciadas y prácticas gubernamentales que causaron violencia e inseguridad pública. López Obrador estima que la votación podría celebrarse el 6 de junio o el 1 de agosto de 2021.

La propuesta de López Obrador generó, evidentemente, el rechazo de expresidentes mexicanos. El primero de ellos fue Felipe Calderón (2006-2012), quien enfatizó que el proyecto es “violatoria de garantías elementales” como el debido proceso. “Si (López Obrador) tiene pruebas fundadas contra mí, que vaya hoy y las presente ante el Fiscal, sin necesidad de consulta”, dijo. Si se aprueba este proyecto, los otros exmandatarios como Enrique Peña y Carlos Salinas, quienes fueron sindicados por el exdirector de la petrolera estatal Pemex de actos de corrupción, serían también enjuiciados. @mundiario