Buscar

La Justicia boliviana anula la orden de captura internacional contra Evo Morales

El expresidente era buscado por haber cometido los delitos de sedición y terrorismo. La decisión llega, coincidentemente, una semana después de la victoria de Luis Arce, quien fue su ministro de Economía y Finanzas. 
La Justicia boliviana anula la orden de captura internacional contra Evo Morales
Evo Morales. / RR SS
Evo Morales. / RR SS

La situación judicial de Evo Morales ha dado un giro en Bolivia. La orden de captura internacional que pesaba sobre el expresidente, acusado por los delitos de sedición y terrorismo, ha sido anulada. La decisión llega una semana después de la victoria contundente del economista Luis Arce y del Movimiento al Socialismo (MAS) en las elecciones generales en Bolivia. 

“Se vulneraron sus derechos, básicamente el derecho a la defensa debido a que no lo se citó debidamente”, ha sido la justificación del tribunal que enterró la orden contra Morales. Sin embargo, mencionaron que la investigación sigue contra el exmandatario, quien, actualmente, se encuentra como refugiado político en Argentina.

El caso de Evo Morales arrancó  el pasado 20 de noviembre, luego de que el ministro de Gobierno de la administración interina de Jeanine Áñez, Arturo Murillo, publicara una serie de audios en los que una voz, atribuida al ex mandatario, instruye a un dirigente cocalero a bloquear caminos e interrumpir el suministro de alimentos a distintas ciudades en el marco de los disturbios sociales catalizados por las elecciones fraudulentas en el país.


También te puede interesar:

Evo Morales abandonó Argentina para dirigirse a Venezuela

Balcázar: "Evo Morales va regresar a Bolivia para gobernar a través de Luis Arce"


El expresidente boliviano y su partido el MAS han rechazado todos los cargos y afirmado que tenían motivaciones políticas. En la misma línea se pronunció Interpol, que rechazó un pedido del gobierno interino de librar una orden de arresto individual por considerar que se trataba de asuntos políticos, no criminales.

Con la revocatoria de la orden de captura internacional, Evo Morales ya estaría pensando regresar a Bolivia por todo lo alto. De hecho, el líder indígena le reveló a la agencia AFP su intención de participar en la ceremonia de juramentación de Luis Arce, quien fue uno de sus más cercanos colaboradores cuando estuvo en el cargo.

“Hay compañeros que me piden que vaya a la posesión y estoy muy agradecido. El hermano (presidente de Argentina) Alberto Fernández, tan solidario, tan humano, me ha ofrecido llevarme a Bolivia. Tengo invitación (a la ceremonia). Todavía los movimientos sociales están debatiendo. Van a decidir ellos”, enfatizó.

Estar en la toma de mando de Arce no sería la primera actividad de Morales, quien piensa instalarse en la región de Cochambamba, para retomar el activismo sindical en el que se inició en los años 1980 hasta llegar a la presidencia en 2006. Descartó de plano, finalmente, que vaya a compartir el poder del gobierno con su actual delfín político. @mundiario