El jefe criminal que amenazó a Fernando Villavicencio es trasladado a una cárcel de máxima seguridad en Ecuador

Operativo en la cárcel para el traslado de José Adolfo Macías Villamar, alias Fito. / Twitter @LassoGuillermo
Operativo en la cárcel para el traslado de José Adolfo Macías Villamar, alias Fito. / Twitter @LassoGuillermo
José Adolfo Macías Villamar, alias Fito, cabecilla de la banda delictiva Los Choneros, ha sido trasladado a una prisión de máxima seguridad conocida como La Roca, en Guayaquil.
El jefe criminal que amenazó a Fernando Villavicencio es trasladado a una cárcel de máxima seguridad en Ecuador

El Gobierno ecuatoriano ha trasladado al criminal más peligroso del país, José Adolfo Macías Villamar, alias Fito, cabecilla de la banda delictiva Los Choneros, a la prisión de máxima seguridad conocida como La Roca en Guayaquil. Esta medida se produce tres días después del asesinato del candidato presidencial Fernando Villavicencio, quien previamente había denunciado amenazas de muerte por parte de Fito. Los Choneros están vinculados al cartel de Sinaloa y son responsables de diversas actividades delictivas en Ecuador.

El traslado de Fito se realizó en una operación que involucró a unos 3.600 policías y militares, quienes llevaron al recluso de una prisión ordinaria a La Roca, una cárcel de máxima seguridad en Guayaquil. Hasta el momento, el delincuente estaba encarcelado en la cárcel número 4 de Guayaquil, conocida como la Regional.

Las autoridades filmaron y difundieron las imágenes del traslado de Fito, en las que se le muestra sometido, con las manos atadas en la espalda, en el patio de la prisión junto a otros presos. A pesar de las preocupaciones por posibles disturbios carcelarios en respuesta a esta medida, las autoridades mantienen la alerta.

Fito, líder criminal

José Adolfo Macías Villamar, conocido como Fito, ha sido una figura prominente en el mundo del crimen en Ecuador. Con 43 años, enfrenta múltiples procesos judiciales por delitos que van desde asesinato hasta delincuencia organizada. Su traslado a La Roca se produce en un contexto en el que ha habido un aumento en las llegadas de drogas y actos delictivos en el país.

Además, el movimiento llega después de que el candidato presidencial asesinado, Fernando Villavicencio, denunciara amenazas de Fito en su contra. El político había afirmado que estas amenazas eran una advertencia de que podría ser atacado debido a sus referencias al delincuente y su estructura criminal. Villavicencio había denunciado estas amenazas y había solicitado protección policial debido al riesgo extremo que enfrentaba.

Fito tenía motivos para evitar provocar disturbios, ya que recientemente se habían extinguido algunas de sus condenas, lo que abrió la posibilidad de buscar una prelibertad y cumplir su condena fuera de la cárcel. Además, su traslado a La Roca se produce en un contexto de luchas internas y rivalidades dentro de Los Choneros y otras bandas criminales en Ecuador.

El traslado de Fito a La Roca es un paso significativo en los esfuerzos del Gobierno ecuatoriano por abordar la creciente violencia y criminalidad en el país, así como para enfrentar a las bandas delictivas que operan en la región. @mundiario

Comentarios