Un hombre apuntó con un arma a la cabeza de Cristina Fernández de Kirchner

Cristina Fernández de Kirchner en la multitud. / RR.SS.
Cristina Fernández de Kirchner en la multitud. - RR.SS

Un ciudadano brasileño acusado de intento de asesinato a la vicepresidenta de Argentina ha sido detenido por las fuerzas de seguridad.

Un hombre apuntó con un arma a la cabeza de Cristina Fernández de Kirchner

La crispación en la Argentina es palpable, ha ocurrido uno de los episodios que ha puesto patas arriba la historia de la nación. La Policía Federal ha detenido a un hombre que ha apuntado un arma de fuego, cargada, a la cabeza de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, en un intento de asesinato que no ocurrió por razones desconocidas pese a que el mecanismo se accionó.

En horas de la noche del jueves la vicepresidenta, investigada por corrupción en el caso Vialidad que ha polarizado a la sociedad argentina, sufrió un atentado que quedó grabado en varios vídeos que no han tardado en dar la vuelta al mundo. Cuando sorteaba la multitud en el frente de su casa en el lujoso barrio porteño de Recoleta, una pistola en una mano se asomó para quedar frente a frente con la expresidenta.

Pese a que el arma se accionó esta no disparó. El presidente Alberto Fernández confirmó después, en un mensaje grabado que fue difundido cerca de la medianoche, que la pistola semiautomática Bersa 380, de calibre 32 (7,65 mm), tenía en realidad unos cinco proyectiles almacenados al momento del atentado, pero que por razones desconocidas por el momento no disparó pese a estar “apta” para ello.

Tras la confusión del momento un hombre ha sido detenido como el presunto autor material de los hechos. Se trata de Fernando Andre Sabag Montiel, un hombre brasileño de unos 34 años, residente en Buenos Aires. El Ministerio de Seguridad detalló que habría sido la persona que las cámaras captaron camuflándose entre los simpatizantes kirchneristas hasta llegar a donde se encontraba la vicepresidenta.

Fernández comparece a la medianoche

El arma ha quedado incautada, el hombre que supuestamente la accionó en un intento de magnicidio ha quedado detenido y las repercusiones de este evento están apenas comenzando. El presidente Fernández ha declarado feriado nacional este viernes para que los ciudadanos puedan digerir lo que acaba de ocurrir, mientras se hacen las pertinentes indagaciones para comprender lo que han catalogado como uno de los peores momentos tras el retorno de la democracia.

“Este hecho es de una enorme gravedad. Es el más grave que ha sucedido desde que hemos recuperado nuestra democracia”, dijo el presidente de Argentina. “Cristina permanece con vida porque por una razón, todavía no confirmada técnicamente, el arma, que contaba con cinco balas, no se disparó pese a haber sido gatillada”, relató el mandatario.

Fernández a su vez ha asegurado que “la paz social ha sido alterada”, y llamó a “desterrar la violencia y el odio” de los discursos políticos y los medios de comunicación, justo en medio de la polémica suscitada por la petición de 12 años de prisión para Fernández de Kirchner por el fiscal Diego Luciani, por su presunta participación en una trama de corrupción gubernamental con el desvío de fondos de obras públicas.

El atentado ha apaciguado las aguas en el sector político argentino, llegando a una tregua e incluso mensajes de solidaridad con la vicepresidenta y el resto del país por parte de dirigentes de varios países de América Latina y organismos como la Organización de los Estados Americanos (OEA). En los últimos días se han visto varias manifestaciones a favor o en contra del proceso contra la exmandataria. @mundiario

Un hombre apuntó con un arma a la cabeza de Cristina Fernández de Kirchner
Comentarios