Buscar

El hijo mayor de Bolsonaro es acusado de corrupción por la Fiscalía brasileña

Flavio Bolsonaro ejerce como senador y los rumores le acechan desde hace años pero según él, las acusaciones no tienen respaldo y buscan dañar la imagen del Gobierno de su padre.
El hijo mayor de Bolsonaro es acusado de corrupción por la Fiscalía brasileña
Jair Bolsonaro, presidente de Brasil; y Flavio Bolsonaro, senador. / RR SS.
Jair Bolsonaro, presidente de Brasil; y Flavio Bolsonaro, senador. / RR SS.

Flavio Bolsonaro ha sido acusado por la Fiscalía de Río de Janeiro de corrupción. Las acusaciones no son nuevas, pero es la primera vez que el hijo mayor del presidente Jair Bolsonaro se enfrentará a la justicia. Recibió dichas noticias luego de llegar del paradisiaco archipiélago Fernando de Noroña.

Además de el hijo mayor del mandatario, también están implicadas otras 16 personas donde se incluyen su esposa, Fernanda Antunes Figueira, o su jefe de gabinete, Miguel Ângelo Braga Grillo. Se les acusa de blanqueo de fondos en la época en que ejercía de diputado del legislativo de Río de Janeiro entre los años 2007 y 2018.

La denuncia le acusa de ser el líder de una organización que desviaba dinero público en el que unos empleados "fantasmas" le devolvían parte del sueldo que percibían como parte de su gabinete mientras ejerció en la Cámara Legislativa de Río de Janeiro.

La mayoría de los detalles están bajo secreto judicial, pero la prensa brasileña llama al caso "rachadinha", que hace referencia a una rendija por la cual se escapa el dinero hasta las cuentas del senador. Flavio Bolsonaro escribió en Instagram que que el caso era "inviable porque está desprovista de cualquier indicio de prueba", además, mostró confianza en que el tribunal no lo aceptaría. 

Los hijos del mandatario están en la lupa desde hace tiempo por utilizar su poder para beneficiarse a costa del dinero público, incluso, se les ha acusado de utilizar dicho dinero para financiar las campañas de su padre. Estas denuncias ocasionaron un choque entre el presidente y el que fuera su ministro de Justicia, Sergio Moro, reconocido por llevar a la cárcel a Lula da Silva. 

Moro terminó renunciado luego de que el presidente interviniera en la Policía Federal nombrando al amigo de su hijo Fabricio Queiroz, exchofer de Flavio, como nuevo jefe. Tanto Queiroz como su esposa Márcia Oliveira de Aguiar, están presos desde junio por ejercer como supuestos testaferros de la familia Bolsonaro. @mundiario