Gustavo Petro propone a la guerrilla un cese al fuego para negociar la paz

Miembros del ELN Colombia. / El Heraldo
Miembros del ELN Colombia. / El Heraldo

El recientemente electo presidente de Colombia ha anunciado su disposición para retomar las conversaciones con el ELN y continuar el proceso de paz suspendido desde 2019.

Gustavo Petro propone a la guerrilla un cese al fuego para negociar la paz

El presidente electo de Colombia, el izquierdista Gustavo Petro, ha propuesto un cese al fuego bilateral con el grupo guerrillero del Ejército de Liberación Nacional (ELN) para sentar las bases de un posible retorno a la mesa de diálogo para reanudar los acuerdos de paz que fueron cancelados por el Gobierno del presidente en funciones, Iván Duque, tras un mortal atentado.

“El mensaje que yo he lanzado, no solo al ELN sino a todas las agrupaciones armadas vigentes, es que llegó el momento de la paz (...) lo que yo solicito es un cese al fuego que será bilateral”, ha proclamado el recientemente electo mandatario, el primero de izquierdas que llega al poder en el país sudamericano.

Petro, cuya toma de posesión está prevista para el 7 de agosto, ha dicho que retomará las conversaciones con el ELN, que reconocerá los protocolos de negociación que se acordaron durante la gestión del expresidente Juan Manuel Santos (2010-2018) y que convocará a todos los países garantes del proceso para retomar sus posiciones, iniciadas en 2016.

“Obviamente ha pasado un tiempo, no podemos decir que es como si no hubiera pasado nada. El mismo ELN ha sufrido transformaciones y la dinámica de la sociedad colombiana también”, ha dicho en entrevista con la WRadio, donde ha dicho que iniciará negociaciones judiciales y políticas para “lograr que se acabe la guerra en Colombia”.

¿Por qué se suspendió el proceso de paz?

Un día después de que Petro ganara las elecciones del 19 de junio, el ELN trasladó al presidente su “plena disposición para avanzar en un proceso de paz”, según CNN. Los acuerdos iniciaron en 2016, pero a diferencia de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), este grupo irregular no ha logrado concretar las negociaciones para llegar a desmovilizarse.

En 2019, con el conservador Iván Duque en el poder, se suspendieron las negociaciones con la guerrilla definitivamente después de un atentado terrorista adjudicado a este grupo, en el que 21 cadetes de la Escuela General Santander perdieron la vida además del atacante. Tras esto, Duque cortó toda relación y exigió a Cuba, donde se resguardaban los líderes del ELN, que fueran extraditados a Colombia, algo que no ocurrió.

Desde entonces Duque ha exigido que cesen los secuestros y los atentados para retomar el diálogo. Cuba se amparó en los protocolos firmados por ambas partes, que garantizaban el retorno de los líderes guerrilleros a la isla si el proceso de paz llegara a fracasar. Antes de eso, las relaciones entre el Gobierno y el ELN se habían dilatado, especialmente tras las exigencias de Duque de dejar en libertad a todos los secuestrados, mientras que la guerrilla reclamaba primero condiciones y garantías.

Actualmente los dirigentes de este grupo irregular cuentan con órdenes de captura. En aquel entonces las negociaciones estaban auspiciadas por Venezuela, Brasil, Chile, Ecuador, Cuba y Noruega. @mundiario

Gustavo Petro propone a la guerrilla un cese al fuego para negociar la paz
Comentarios