El Gobierno de Sagasti es salpicado con el escándalo de las vacunas en Perú

El presidente Francisco Sagasti. /Presidencia.
El presidente Francisco Sagasti. /Presidencia.
El presidente anunció que 487 funcionarios se inocularon en secreto la dosis de Sinopharm, tal como ocurrió con el exmandatario Martín Vizcarra. Entre los privilegiados están la ex ministra de Salud, Pilar Mazzetti, funcionarios de la Cancillería, científicos. La fiscalía ya abrió una investigación preliminar.
El Gobierno de Sagasti es salpicado con el escándalo de las vacunas en Perú

El escándalo de la vacunación secreta de altos funcionarios se agudiza más en Perú. Tras conocerse que el expresidente Martín Vizcarra, su familia y una decena de colaboradores en el Ejecutivo recibieron en secreto las dosis elaboradas por la firma china Sinopharm en octubre, ahora se reveló que el caso VacunaGate también salpica a la actual Administración de Francisco Sagasti, quien asumió el cargo en noviembre pasado. 

En un mensaje a la nación, el presidente informó que 487 funcionarios de su gestión también se habían vacunado de forma discreta. Entre los privilegiados de la lista que mencionó se encontraba la doctora Pilar Mazzetti, quien renunció al Ministerio de Salud el viernes por la noche. 

"Estamos indignados y con un sentimiento profundo de dolor, porque estas personas que formaron parte de nuestro gobierno de transición y de emergencia faltaron a su deber de servidoras públicos y a su lealtad con la presidenta del Consejo de Ministros y conmigo", dijo Sagasti, en la conferencia de prensa desde Palacio de Gobierno, en referencia a Mazzetti y a la canciller Elizabeth Astete, que también había dimitido tras revelar que recibió la dosis de Sinopharm. 

Las primeras informaciones apuntaban que Mazzetti dejó su cargo porque estaba cansada del maltrato que el Parlamento ejercía contra ella. Incluso, se filtró una moción para censurarla. Sin embargo, la historia terminó siendo otra: Mazzetti recibió la primera dosis de Sinopharm el 12 de enero pasado y la segunda, el último 6 de febrero, un día antes de que llegue el primer lote de vacunas al país. 

"No va a ser suficiente pedir disculpas a todos los que he decepcionado. No creo poder recuperar su confianza, tomé esta decisión con los temores y limitaciones de un ser humano y reconozco que este fue el peor error de mi vida", señaló Mazzetti en una carta difundida por los medios de comunicación tras conocerse que fue vacunada contra la Covid-19. Días atrás, la exministra dijo que se iba a ser la última funcionaria del sistema sanitario en inmunizarse contra el virus. 


Quizá te interese leer:

Polémica en Perú por la vacunación del expresidente Vizcarra y altos cargos


En la lista de los privilegiados con las vacunas de Sinopharm se encuentran ocho directivos de la Cancillería; el nuncio apostólico, Nicola Girasoli; el esposo de una congresista; el chófer de la exministra Mazzetti; el hermano del expresidente Vizcarra; una lobista; los rectores de las universidades San Marcos y Cayetano Heredia; familiares de los médicos que participaban en el ensayo clínico, personal del estudio, entre otros.

Las repercusiones políticas han sido de diversas índole. El Congreso decidió conformar una comisión que investigue la vacunación irregular del expresidente Vizcarra y de su entorno más cercano, así como de los funcionarios del régimen de Sagasti. En la tarde de ayer, el doctor Germán Málaga, responsable de los ensayos clínicos de Sinopharm en Perú, brindó sus descargos en la Comisión de Fiscalización sobre el caso Vizcarra.

“Fuimos [con una enfermera] y lo vacunamos a él y a su señora esposa. En ese momento sinceramente no me pareció un acto fuera de contexto. Era el presidente de la república y no pensé en ningún aspecto legal, ni político”, dijo. El investigador precisó que de las 3.200 dosis que recibió por fuera del estudio, debía entregar 1.500 a la Embajada china y el resto fueron administradas a personal del ensayo clínico y otras a “invitados”, “consultores” y “relacionados”. ”Quizá hubo excesiva amplitud en el término personal relacionado”, manifestó. “Todas estas cosas suenan irregulares, quizá son irregulares, pensé que era correcto, pero fue un error, no puedo cambiar lo que ha pasado”, añadió. 

El Ministerio Público informó que abrieron una investigación preliminar contra Vizcarra y los que resulten involucrados en el escándalo de las vacunas. La fiscal general Zoraida Ávalos adelantó que serán llamados el doctor Málaga, personal del Ejecutivo y miembros del gabinete ministerial que fue presidido por Walter Martos. Si las pesquisas encuentran responsabilidades en ellos, serían acusados por los delitos contra la administración pública, como concusión, negociación incompatible y aprovechamiento indebido del cargo. 

La pandemia de la Covid-19 se llevó a 310 médicos y evidenció el déficit de 110 toneladas diarias de oxígeno dificulta el trabajo de los sanitarios con los pacientes, para quienes, además, no hay suficientes camas de cuidados intensivos. Desde marzo, han muerto más de 90.000 personas, según el Sistema Nacional de Defunciones.  Al cierre de este reporte, el Ministerio de Salud informó que se reportaron 3421 nuevos casos y 176 fallecidos en las últimas 24 horas.  Un panorama desolador. @mundiario

El Gobierno de Sagasti es salpicado con el escándalo de las vacunas en Perú
Comentarios