El Gobierno de Colombia recibe críticas por negar la vacuna a 950.000 venezolanos

unnamed
Una masa enorme de migrantes venezolanos tratando de cruzar la frontera de Venezuela con Colombia en mayo de 2019. / El Nacional
Solo los venezolanos que tengan sus documentos en regla o posean ya la doble nacionalidad podrán ser vacunados contra la Covid-19, pero después de la inmunización de los propios colombianos.
El Gobierno de Colombia recibe críticas por negar la vacuna a 950.000 venezolanos

Una vacuna podría elevar los decibeles entre dos repúblicas vecinas. La división política y diplomática entre dos países que un día fueron una sola nación está más aguda que nunca. Ahora la polarización entre los Gobiernos de dos naciones hermanas se refleja, lamentablemente, en un asunto humanitario y en medio de la peor crisis económica-social de la historia de uno de ellos, pero en un contexto de crisis global marcado por la pandemia de coronavirus. 

Y es que el Gobierno de Colombia ha sido objeto de numerosas críticas en las redes sociales y en algunos medios de comunicación nacionales e internacionales luego de que el pasado lunes el presidente de ese país sudamericano, Iván Duque, anunciara que los venezolanos que no tengan su estatus migratorio legal y su documentación al día, no podrán tener acceso a la vacuna contra la Covid-19 ya que “la prioridad es inmunizar primero a los colombianos”, en palabras del propio mandatario. 


Quizás también te interese:

Pfizer y BioNTech aseguran que su vacuna es efectiva también contra la mutación del virus


A pesar de que Colombia decidió abrir las puertas a la enorme migración venezolano desde 2017, año en que inició ese éxodo masivo por el estallido de la hiperinflación y la agudización de la crisis económica en Venezuela, el fenómeno que ha creado la pandemia es el de un nacionalismo que va mucho más allá de lo político, sino que se centra en la preservación humana, que por evidentes razones de patriotismo lleva a los Gobiernos a priorizar a sus ciudadanos nativos frente a los extranjeros. 

Es por eso que de los cerca de cinco millones de personas que se fueron en busca de oportunidades huyendo de la pobreza inducida por el régimen comunista de Nicolás Maduro, casi 1,7 millones de venezolanos se establecieron en el país vecino, según datos oficiales de Migración Colombia. 

En una crisis que ya superó el ámbito sanitario para convertirse también en un problema económico y social, las comunidades migrantes en Colombia son las más afectadas por la desigualdad de un país donde abunda la corrupción, la inseguridad, la informalidad laboral y la falta de empleo para todos. Por supuesto, los extranjeros con más presencia en ese país son los venezolanos, que además de vivir allí en una incertidumbre diaria similar a la que vivían en su país de origen, ahora deben cargar con el peso de idear cómo tener acceso a la vacuna para protegerse a ellos y a sus familias. 

Duque, un férreo enemigo político y diplomático del presidente (de facto) de Venezuela, Nicolás Maduro, tildado de dictador por su homólogo colombiano, insiste en que “los migrantes sin papeles no tendrán derecho a la vacuna contra la covid-19 que se empezará a administrar en febrero.” Detrás de esa afirmación hay otra cifra alarmante: alrededor de 950.000 venezolanos “en condición irregular”, uno de los sectores más vulnerables y expuestos de la sociedad colombiana por el desempleo, la escasez de servicios públicos e ingresos y la falta de beneficios o ayudas estatales, quedarán excluidos del programa de vacunación, que en su conjunto contempla la distribución de 40 millones de dosis, que serán para los colombianos y, con algo de suerte, para el otro millón de inmigrantes venezolanos que sí poseen estatus legal o doble nacionalidad.

“Tenemos la priorización, siempre serán los ciudadanos colombianos. Esa será nuestra prioridad, porque así está marcada”, afirmó Duque en una entrevista en la emisora local Blu Radio. 

La política exterior en materia sanitaria de Bogotá frente a Caracas, por este contexto excepcional de la pandemia, demuestra que una vez su Gobierno pueda solucionar la inmunización de la población colombiana, es probable que se implemente un programa especial para vacunar a los venezolanos, pero tal vez con el apoyo logístico de Duque al que reconoce como el único gobierno legítimo de Venezuela; el llamado “gobierno interino” del líder opositor Juan Guaidó, reconocido así por Colombia, Estados Unidos, la Unión Europea y otros 57 países. 

El mandatario explicó que “los casos de ciudadanos con doble nacionalidad se van manejar, no en función de la nacionalidad”. “Si son personas que están regularizadas, si son personas que tienen las condiciones y, adicionalmente, están dentro de las patologías y la población de riesgo definidas por el Ministerio de Salud eso da criterio orientador para la aplicación de la misma”, añadió en referencia a la vacuna. Al ser preguntado sobre los migrantes sin residencia, insistió: “Quienes no tengan en este momento la acreditación de ser ciudadanos colombianos y que no tengan regularizada su situación migratoria, por supuesto que no. Si no, imagínese lo que estaríamos viviendo: tendríamos en este momento casi que un llamado a la estampida a que todo el mundo cruce la frontera a pedir que lo vacunen”.

La decisión de excluir a los sin papeles de las vacunas, que en Colombia serán de las farmacéuticas Pfizer y AstraZeneca junto con la plataforma Covax de la OMS, avizora un panorama de mayor tensión entre Bogotá y Caracas con una posible gestión de Guaidó para lograr que los migrantes venezolanos tengan acceso a la vacuna mediante su gestión diplomática y un eventual apoyo de Estados Unidos. @mundiario 

El Gobierno de Colombia recibe críticas por negar la vacuna a 950.000 venezolanos
Comentarios