Una firma española pagó sobornos millonarios a un exministro de Hugo Chávez

Hugo Chávez, expresidente de Venezuela, con varios funcionarios. RR SS.
Hugo Chávez, expresidente de Venezuela, con varios funcionarios. RR SS.

La empresa Ingelec hizo un desembolso de 2,7 millones de euros para una cuenta en Andorra  que era utilizada por el empresario Diego Salazar, primo de Rafael Ramírez, ministro de Petróleo de Venezuela entre 2002 y 2014.  

 

Una firma española pagó sobornos millonarios a un exministro de Hugo Chávez

Una acusación envuelve el legado de Hugo ChávezEl fabricante sevillano de generadores Ingelec pagó 2,7 millones de euros a una red dedicada a cobrar sobornos a empresas a cambio de adjudicaciones públicas en Venezuela durante la gestión del fallecido dictador chavista.

Según una investigación de El País, una jueza de Andorra, donde esta trama ocultó entre 2007 y 2012 un botín de 2.000 millones de euros, presentó la acusación contra la compañía por este hecho.

La historia es que, entre 2009 y 2010, la firma española transfirió el dinero a una cuenta en la Banca Privada d’Andorra (BPA) utilizada para pagar gastos del empresario Diego Salazar, primo de Rafael Ramírez, ministro de Petróleo de Venezuela entre 2002 y 2014 y expresidente de la estatal Petróleos de Venezuela S. A. (PDVSA). 

"Salazar es uno de los presuntos cabecillas de la trama. Y figura desde 2018 entre los 28 procesados por un juzgado de Andorra por integrar esta red que ocultó su botín en este pequeño principado pirenaico blindado por el secreto bancario hasta 2017", reseña el citado medio.


Quizá te interese leer:

Un exministro chavista desvió 15 millones de dólares de PDVSA en 2013


En esta investigación se da cuenta, además, que los fondos de Ingelec acabaron en una cuenta en la BPA que se utilizó para abonar en 2009 gastos de alojamiento de más de un millón de euros en el hotel de lujo Four Seasons de París y para enviar 834.000 euros a Estados Unidos para la compra de un inmueble.

Los investigadores andorranos sospechan de la transferencia de Ingelec. Y sostienen que la firma sevillana abonó los fondos a través de la sociedad pantalla (sin actividad) Pessons Mountains del empresario venezolano Roberto Javier Cobucci.

Cobucci justificó ante la BPA que el dinero de Ingelec respondía a un contrato para la instalación, montaje y mantenimiento de maquinaria para la compañía pública Electricidad de Caracas.

Ahora bien, tal como apunta El País, no es la primera vez que los fondos de Salazar centran la mirada de los investigadores andorranos. El empresario intentó en 2012 enviar 40 millones de Suiza a Francia para la adquisición de una propiedad. Una juez bloqueó esta operación a través de la Banca Privada d’Andorra (BPA).

El entramado financiero de Salazar se extendió por Belice, Panamá e Islas Vírgenes Británicas. Y contempló más de 100 compañías fantasma que, entre 2004 y 2016, sirvieron para ocultar la compra de propiedades en Venezuela, zanja el citado medio. @mundiario

Una firma española pagó sobornos millonarios a un exministro de Hugo Chávez
Comentarios