Buscar

Fallece Ruth Bader Ginsburg, la histórica jueza progresista de la Corte Suprema de EE UU

El máximo tribunal del país ha informado que la jurista, ícono de la lucha por la igualdad legal de género, murió debido a complicaciones por cáncer de páncreas. Su partida abre la puerta a una pelea política que podría consolidar la mayoría conservadora en el Supremo.

Fallece Ruth Bader Ginsburg, la histórica jueza progresista de la Corte Suprema de EE UU
Ruth Bader Ginsburg. / Twitter.
Ruth Bader Ginsburg. / Twitter.

Ibed Méndez

Periodista.

Ruth Bader Ginsburg, la histórica jueza progresista de la Corte Suprema de Estados Unidos e ícono de la lucha por la igualdad legal de género, ha fallecido este viernes, a los 87 años, debido a complicaciones por cáncer de páncreas.

El máximo tribunal del país ha informado que la popular jurista, que ocupaba el cargo en la más alta instancia judicial de nación desde hace 27 años, disfrutó sus últimos minutos con su familia, en su casa en la ciudad de Washington.

“Nuestra nación ha perdido una jurista de magnitud histórica. En la Corte Suprema perdimos una valiosa colega. Hoy estamos de luto, pero con la confianza de que generaciones futuras recordarán a Ruth Bader Ginsburg como la conocíamos: una incansable y resuelta defensora de la Justicia”, ha expresado el presidente del Supremo, John Roberts.

 

Ruth Bader Ginsburg fue nombrada juez por Bill Clinton en 1993 y rápidamente se convirtió en una auténtica leyenda de la justicia estadounidense. Su voto fue decisivo para aprobar leyes relacionadas con los temas más sensibles en el país: el derecho al aborto, el matrimonio igualitario o los derechos de los inmigrantes.

Su muerte abre la puerta a una feroz pelea política en la Corte, aunque inclina la balanza a favor de la derecha, a menos de siete semanas de las elecciones presidenciales. El presidente Donald Trump tiene la potestad de nominar a un nuevo juez, por lo que es predecible que aprovechará la vacante para consolidar la mayoría conservadora en el Supremo.

De hecho, el mes pasado, el republicano actualizó la lista de sus potenciales candidatos: los senadores Ted Cruz, de Texas; y Tom Cotton, de Arkansas. Ambos conocidos en el escenario político y firmemente conservadores.

Notorious R.B.G, como apodaban sus fanáticos a Ruth Bader Ginsburg, había dejado claro que tenía un único deseo: que su reemplazo fuera designado por el próximo presidente. “Mi deseo más ferviente es no ser reemplazada hasta que haya un nuevo presidente”, le dijo a su nieta, Clara Spera, días antes de su fallecimiento. @mundiario