Buscar

Los exfuncionarios de seguridad nacional de EE UU piden a Trump que admita su derrota

Se ha expandido una percepción generalizada de que la permanencia de Donald Trump en el poder es sinónimo de inestabilidad a largo plazo debido a la omisión política, sanitaria y administrativa en la que incurre.
Los exfuncionarios de seguridad nacional de EE UU piden a Trump que admita su derrota
El presidente saliente de Estados Unidos, Donald Trump / HispanTV.
El presidente saliente de Estados Unidos, Donald Trump / HispanTV.

En la medida que el presidente saliente de la mayor potencia mundial insiste en adentrarse en una realidad absolutamente artificial y paralela a la urgencia de un cambio de estatus quo en el país, más vidas, dinero y seguridad se pierden. El republicano no coopera y se mantiene en una deriva antidemocrática que podría llevarlo a una situación inédita de nunca reconocer la victoria del presidente electo, pese a que tendrá que entregarle el poder obligatoriamente por ley el próximo 20 de enero de 2021. 

Y es que un centenar de expertos republicanos en seguridad nacional pidieron este lunes a los líderes y legisladores de su partido en el Congreso que exijan al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que “admita su derrota en las elecciones por los riesgos que supone su negativa a comenzar una transición”.


Quizás también te interese:

El jefe del equipo de Seguridad Nacional de Biden en EE UU será un latino


Esto implica que se ha expandido una percepción generalizada de que la permanencia de Trump en el poder es sinónimo de inestabilidad a largo plazo debido a la omisión política, sanitaria y administrativa en la que incurre por su sesgo en la gestión de la presidencia, algo potencialmente dañino para Estados Unidos. 

"Creemos que la negativa del presidente Trump a admitir la derrota en las elecciones y permitir una transición ordenada constituye una seria amenaza para el proceso democrático de Estados Unidos y para nuestra seguridad nacional", dicen los exfuncionarios en su declaración, reseñó la agencia EFE.

Por lo tanto, si el mandatario saliente insiste en eclipsar la legitimidad de Biden, podría incurrir en una obstrucción deliberada de la transferencia constitucional del poder, lo cual crearía una perturbación sobre el sistema administrativo de la Casa Blanca y demoraría aun más la entrega de información de inteligencia clave para que el presidente electo pueda asumir con una base de trabajo que mantenga segura a la población y a la economía estadounidense. @mundiario