Buscar

Un exministro de Salud brasileño acusa de "negligencia" a Bolsonaro por su manejo del covid-19

Luiz Henrique Mandetta, quien lideró la estrategia sanitaria contra el coronavirus, ha dicho que el presidente brasileño intentó imitar el plan de su homólogo norteamericano Donald Trump, pero, finalmente, resultó un fracaso total. 
Un exministro de Salud brasileño acusa de "negligencia" a Bolsonaro por su manejo del covid-19
Jair Bolsonaro, presidente de Brasil. / Twitter
Jair Bolsonaro, presidente de Brasil. / Twitter

A Jair Bolsonaro se le ha dicho de todo -desde la oposición- por su rotundo fracaso en la lucha contra la covid-19. Sin embargo, un excolaborador muy cercano a él ha roto esa tendencia al salir a decir que el presidente brasileño cometió una "negligencia" y una “omisión de socorro” en su estrategia contra la letal enfermedad. Se trata del exministro de Salud, Luiz Henrique Mandetta. 

Mandetta estuvo en la cartera de Salud desde que llegó la pandemia a Brasil. Sin embargo, las discrepancias con Bolsonaro, quien no deseaba seguir las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, terminaron por sacarlo del cargo. En una entrevista con El País, el veterano médico reveló algunos detalles de su experiencia dentro de la actual Administración.

El ex ministro de Salud reveló que Bolsonaro era como la fase de negación. “En la fase siguiente, pasa a tener rabia. Vi al presidente oscilar entre la fase de la negación, que fueron esas frases infelices —‘eso es una gripecita’—, y le vi pasar a la fase de la ira”, señala. Además, añadió que el mandatario brasileño siempre estaba rodeado de empresarios, médicos y diputados que planteaban que Brasil tendría menos de 10.000 fallecidos por la covid-19.

“Él se aconsejaba muy poco con los ministros. Tenía un asesoramiento paralelo. Y cuando tienes a personas que te aconsejan hablando lo que quieres oír, diciendo que tienes razón y que eso se va a acabar, no escuchas a la ciencia”, añadió Mandetta. Cuenta que en varias ocasiones trató de alertar a Bolsonaro sobre la gravedad de la enfermedad, oralmente y por escrito, y que el presidente conocía las proyecciones de muertes. Pero Bolsonaro tenía otro interés.

El presidente brasileño, según Mandetta,  quería que, en un año de elecciones municipales, el Ministerio de la Salud se embarcase en una disputa política ante las municipales del próximo noviembre. “Quería que el ministerio saliese de esa enfermedad, se callara, y que fuera crítico con los alcaldes y gobernadores, porque en la elección municipal el punto principal es la salud”, recuerda. 

Para el exministro, las acciones de Bolsonaro buscan más distanciarlo de la crisis que mitigarla. La estrategia, señala, pasa por quitarle protagonismo al Ministerio de la Salud, evitar que den entrevistas, ablandar los números de la pandemia y empujar la responsabilidad hacia los gobernadores y alcaldes, los últimos sometidos a fuertes presiones locales para relajar la cuarentena en un año electoral, destaca El País. 

Menciona que Bolsonaro trato de imitar el estilo del presidente estadounidense Donald Trump. Por eso, usó la cloroquina como un atajo para acabar con el distanciamiento social y priorizar su pauta económica.

A pesar del rosario de errores, Mandetta no ve una actitud genocida por parte de Bolsonaro, quien ha sido ante la Corte de La Haya por una organización por el manejo de la pandemia en Brasil. Tampoco se arrepiente de haber votado por el militar en retiro en las elecciones del 2018. Sin embargo, advierte que si no corrige sus errores en la lucha contra el coronavirus, las proyecciones más pesimistas de su ministerio se harán realidad en los próximos meses. @mundiario