Buscar

EE UU acusa a China de tener un plan en marcha para dinamitar su democracia

La Administración Trump disparó por el acercamiento que tiene Pekín con América Latina. La respuesta no tardó en llegar: Xi Jinping ha señalado que su Ejército está preparado para cualquier guerra.

 

EE UU acusa a China de tener un plan en marcha para dinamitar su democracia
Donald Trump y Xi Jinping. / RRSS
Donald Trump y Xi Jinping. / RRSS

Las tensiones políticas entre Estados Unidos y China tiene un nuevo capitulo. La Administración de Donald Trump acusó a Pekín de tener un plan para “subvertir” su democracia y “socavar” su forma de vida. Y, además, cargó contra el intento de acercamiento del gigante asiático con América Latina en plena pandemia del coronavirus.

“Tenemos que enfrentar el hecho que dinero chino está siendo utilizado para subvertir nuestra democracia, para socavar nuestra forma de vida, y deberíamos simplemente decir que es inaceptable”, manifestó Mike Pompeo, secretario de Estado, en una entrevista  con la radio WBS, en Atlanta. Su crítica continúo a una posible iniciativa de China de expandir su cultura.

Pompeo hizo una referencia al Partido Comunista Chino que tiene pleno control, no sólo sobre empresas que intentan invertir en suelo norteamericano, sino además sobre diferentes instituciones como por ejemplo el “Instituto Confucio”, cuyo objetivo es promover la lengua y la cultura china, y dar apoyo a la enseñanza de esa de lengua en todo el mundo.

El secretario de Estado advirtió que la injerencia del régimen chino data de hace 40 años: “El riesgo del Partido Comunista Chino es real. Durante 40 años -y esto no es político, ni remotamente- con presidentes republicanos, congresos republicanos, demócratas -no hizo ninguna diferencia-, nos arrodillamos. Permitimos que el Partido Comunista Chino nos pisoteara”.

Pompeo aviso de que el presidente Donald Trump "está trabajando para enderezar el barco”.

La ofensiva del número dos de Washington tuvo respuesta desde Pekín. El presidente chino, Xi Jinping, pidió al ejército chino que se prepare para la guerra. “Debe centrarse en la preparación para la guerra y las capacidades de combate, y mantener un alto nivel de preparación", dijo. 

"El diseño estratégico debe encajar con las estrategias del país de desarrollo nacional, seguridad y militar, los acuerdos estratégicos de defensa nacional modernizada y militar, así como la construcción de los sistemas de operaciones conjuntas y la transformación de la marina", agregó el líder chino.

Xi pidió que se redoblaran los esfuerzos para avanzar en la transformación de la fuerza y mejorar sus capacidades de combate para forjar una tropa poderosa, con soldados sabios en la batalla, integrada y versátil en la operación, rápida en la respuesta y capaz de luchar en condiciones multidimensionales.

Días atrás, el mandatario chino había pedido rebajar las tensiones con EE UU durante la Asamblea General de la ONU. “La mentalidad de Guerra Fría, las líneas ideológicas o los juegos donde nadie gana no son solución para los problemas de un país y menos una respuesta a los desafíos conjuntos de la humanidad”, expresó Xi en su intervención. Tal parece que cambió de idea. @mundiario