EE UU veta a Cuba, Nicaragua y Venezuela de la Cumbre de las Américas

Preparación para la IX Cumbre de las Américas. / @SummitAmericas
Preparación para la IX Cumbre de las Américas. / @SummitAmericas

El subsecretario de Estado de EE UU finalmente ha confirmado que los tres regímenes latinoamericanos no serán admitidos en la IX Cumbre de las Américas en California.

EE UU veta a Cuba, Nicaragua y Venezuela de la Cumbre de las Américas

EE UU ha decidido finalmente no entregar invitaciones a la reunión de jefes de Estado de este año, a los gobiernos de Cuba, Nicaragua y Venezuela por considerarlos regímenes “antidemocráticos”, por lo que ningún representante gubernamental de estos tres países latinoamericanos será admitido en la Cumbre de las Américas a celebrarse este junio, en el estado de California.

Después de haber sugerido la semana pasada que los tres países podrían no estar presentes en la reunión panamericana, el subsecretario de Estado de EE UU para América Latina y el Caribe, Brian Nichols, ha confirmado que su oficina ha descartado extender sus invitaciones por considerar que los gobiernos de Miguel Díaz-Canel, Daniel Ortega y Nicolás Maduro son “dictaduras”.

“Cuba, Nicaragua y el régimen de (Nicolás) Maduro no respetan la carta democrática de las Américas y por lo tanto no espero su presencia”, expresó Nichols, en entrevista con la cadena NTN24 este fin de semana. El funcionario ha expresado abiertamente en su declaración, que el presidente estadounidense, Joe Biden, “ha sido bien claro de que los países que no respeten la democracia no van a recibir su invitación”.

De acuerdo con el propio Nichols, ninguno de los tres gobiernos de izquierda “respeta” la Convención Americana de los Derechos Humanos, por lo que violan el propósito de la Organización de los Estados Americanos (OEA) y a su vez “obstaculizan” el fin de la Cumbre de las Américas.

Nichols desmiente reunión con Caracas

En esta oportunidad, Nichols volvió a dejar en el aire la participación del líder opositor venezolano Juan Guaidó, en la reunión de los jefes de Estado y de Gobierno del continente, al no especificar directamente si será invitado en ausencia de Maduro.

EE UU desde 2019 no reconoce a Maduro como presidente, sino a Guaidó, al desconocer los resultados de las elecciones presidenciales de 2018, por considerarlas fraudulentas. Otros 60 países hicieron lo mismo en su momento, pero han dilatado o retirado su apoyo a Guaidó en el tiempo, a diferencia de EE UU, que aún lo considera como presidente interino de Venezuela.

Además, el funcionario ha desmentido que se esté convocando una nueva reunión entre Washington y Caracas en Trinidad y Tobago, como citó la prensa británica la semana pasada.

López Obrador exige que "la América toda" sea invitada a la cumbre

El mandatario cubano, Miguel Díaz-Canel, ha reclamado directamente este lunes que EE UU le deje participar en la cumbre, y ha exigido que su Gobierno tenga representación en la mesa. Criticó a la Casa Blanca asegurando que Washington busca crear una cumbre de “Estados selectivos”.  “Los grandes retos de la humanidad no se solucionan mediante la confrontación y la violencia, sino mediante la solidaridad y la cooperación”, añadió el líder castrista.

Por su parte, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), había denunciado la semana pasada que se excluyan a otros gobiernos de la región, de tendencia izquierdista igual que la suya. El 29 de abril, López Obrador sostuvo una llamada con Biden, en la que confirmó su asistencia al evento y le pidió directamente su deseo de que “invite a todos los pueblos de América”.

“¿Cómo es que convocamos a una Cumbre de las Américas, pero no invitamos a todos? ¿Entonces de dónde son los que no están invitados? ¿De qué continente? ¿De qué galaxia? ¿De qué satélite?”, cuestionó el mandatario mexicano en una de sus acostumbradas conferencias matutinas este martes.

La OEA pierde su influencia

La Cumbre de las Américas tendrá lugar en Los Ángeles, del 6 al 10 de junio, y será la segunda que sea organizada por EE UU después de la edición original en Miami, Florida, en 1994. Los objetivos principales de este encuentro son abordar la democracia y diseñar un pacto migratorio regional para enfrentar las crisis de refugiados en Centroamérica, el Caribe y Venezuela.

Bajo la premisa de “Construir un futuro sostenible, resiliente y equitativo”, la cumbre se centrará en los crecientes flujos migratorios en la región y la democracia, pero también tratará la crisis climática, la transición hacia energías limpias y el crecimiento económico equitativo tras la pandemia, además del papel de la sociedad civil y los medios independientes, según ha reseñado la Casa Blanca.

Esta exclusión se da en medio del resurgir de la izquierda en América Latina, que cada vez más parece cohesionarse hacia un “eje propio” como han adelantado los presidentes de Argentina, Chile o Perú. Aunado a ello, crece un sentimiento de rechazo hacia la OEA, y de mayor apoyo a la joven Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), que excluye a EE UU y Canadá del grupo panamericano. @mundiario

EE UU veta a Cuba, Nicaragua y Venezuela de la Cumbre de las Américas
Comentarios