Buscar

EE UU incauta más de 80 vehículos de lujo que serían enviados a funcionarios del régimen de Maduro

El dinero que los agentes financieros ilegales del régimen de Maduro movilizaron para completar la operación de los autos representa el 0.8% del producto interno bruto (PIB) de Venezuela.
EE UU incauta más de 80 vehículos de lujo que serían enviados a funcionarios del régimen de Maduro
Esta es la flota de autos de lujo que tenían como destino Venezuela y fueron retenidos en el puerto de Fort Lauderdale, Florida, EE UU / Ecuavisa.
Esta es la flota de autos de lujo que tenían como destino Venezuela y fueron retenidos en el puerto de Fort Lauderdale, Florida, EE UU / Ecuavisa.

La dilapidación y expoliación de las riquezas financieras de Venezuela se ha convertido en el negocio más lucrativo que la élite política, militar y empresarial que controla el país ha podido realizar. Ya no hay límites para las maniobras financieras que el régimen de Nicolás Maduro ejecuta para evitar un colapso en la estructura de intereses y rentas que rodean a su cúpula y la mantienen en el poder del Gobierno y del Estado venezolano.

Y es que el Departamento de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP), junto a la Unidad de Investigación de Seguridad Nacional (HSI), anunció este pasado miércoles el decomiso de más de 80 automóviles de lujo que iban a ser enviados a Venezuela desde el puerto de Fort Lauderdale, en Florida, ubicado al sur del país norteamericano y colindante con la salida al Mar Caribe, ruta comercial directa hacia puertos venezolanos.


Quizás también te interese:

Denuncian que Maduro intentó llevarse 25 millones de euros de España a Rusia

Venezuela vive una crisis comparable a la de África: el 96% de la población es pobre


Esto implica que la compleja estructura de lavado de dinero que tiene su origen en los capitales de PDVSA sacados por las redes de corrupción en la gerencia de la estatal petrolera, presuntamente, trasladó al menos 3,2 millones de dólares hacia paraísos fiscales (Panamá, Suiza y Andorra) donde están domiciliadas las cuentas de testaferros de funcionarios del gobierno de Maduro.

Las transferencias se habrían completado por las cuentas y capitales que tiene almacenados en esos paraísos fiscales el magnate venezolano Raúl Gorrín, dueño del canal de noticias privado más importante del país -Globovisión- y presunto testaferro de Nicolás Maduro. Gorrín se encuentra en la lista de los 10 más buscados del Departamento de Seguridad Nacional de EE UU.

Según reseñó El Nuevo Herald, los agentes federales recibieron una pista en el mes de abril y comenzaron la investigación, que puso al descubierto una operación internacional de contrabando de vehículos, presuntamente ligada al régimen de Nicolás Maduro.

Las investigaciones señalan que la transacción se realizó mediante una transferencia de 3,2 millones de dólares en varios giros hacia las cuentas de Gorrín domiciliadas en bancos de paraísos fiscales, hasta ahora no identificados, para luego proceder al retiro de ese monto en efectivo, que sería destinado a la compra de esos vehículos a una red de contrabando de autos ubicada en Miami. 

“Los carros que se incautaron van desde económicos hasta carros de lujo, camionetas, carros blindados, carros con equipos de policía, y el precio iba desde 20.000 dólares hasta $150.000 para un valor total de $3,2 millones de dólares”, informó Michael Silva, portavoz del CBP, según detalló El Nuevo Herald.

Esta situación deja en evidencia las estrechas conexiones que la cúpula financiera del régimen de Maduro ha forjado en Estados Unidos con complejas estructuras de lavado de dinero, pues no se descarta que esos fondos hayan provenido de la venta ilícita de oro que el Gobierno venezolano extrae de las arcas del Banco Central de Venezuela para vender toneladas de lingotes del metal dorado puro a Rusia y Turquía, quienes pagan al régimen venezolano con cargamentos de euros en efectivo, según informes previos de la agencia Bloomberg publicados en mayo de 2019, así como también los flujos de dólares provenientes de los más de $300.000 millones que funcionarios del Gobierno han robado de PDVSA en los últimos 10 años.

Silva agregó que se trata del “cargamento de carros más grande que se ha incautado en el sur de Florida en toda su historia, entre los que se encuentran camionetas marca Mercedes Benz, Toyota, Lexus, Mitsubishi y Jaguar”.

Ese dinero que los agentes financieros ilegales del régimen de Maduro movilizaron para completar la operación de los autos representa el 0.8% del producto interno bruto (PIB) de Venezuela, estimado en unos 400.000 millones de dólares, un nivel mermado por la crisis económica de hiperinflación y devaluación inducida por la administración del gobierno chavista desde 2014. @mundiario