La oposición venezolana niega haber pedido el alivio de las sanciones a EE UU

Delcy Rodríguez, vicepresidenta de Venezuela; Nicolás Maduro, presidente de Venezuela y su esposa, Cilia Flores. / RR SS.
Delcy Rodríguez, vicepresidenta de Venezuela; Nicolás Maduro, presidente de Venezuela y su esposa, Cilia Flores. / RR SS.

La Plataforma Unitaria ha negado “categóricamente” que la oposición haya pedido a Biden que levante las sanciones personales contra funcionarios del Gobierno de Maduro.

La oposición venezolana niega haber pedido el alivio de las sanciones a EE UU

La administración de Joe Biden, presidente de EE UU, ha dejado anonadada a la comunidad internacional con el reporte de las agencias de noticias internacionales, que, en conversaciones con altos cargos anónimos de la Casa Blanca, informaron de que Washington levantaría ciertas sanciones contra el Gobierno del mandatario venezolano, Nicolás Maduro.

Tras la difusión masiva de las noticias, la Plataforma Unitaria, un movimiento que aglutina a los cuatro principales partidos de la oposición en compañía de otras formaciones moderadas de corte tradicional y dirige el dirigente opositor Juan Guaidó, ha publicado un comunicado en el que niegan “categóricamente” que la coalición haya pedido a Joe Biden “la eliminación de sanciones personales como parte de una negociación”.

“Alcanzar cualquier acuerdo solo podría darse en la medida que se logren pasos concretos en el camino para lograr la libertad y la democracia en Venezuela”, reza el texto. “Ratificamos la urgencia de que se anuncie al país una fecha inmediata y una agenda concreta para retomar el proceso de negociación conforme al Memorándum de Entendimiento firmado en la ciudad de México”, concluye el comunicado.

El Gobierno estadounidense, según la información difundida por varios medios de comunicación, autorizará que las empresas petroleras estadounidenses y (europeas de acuerdo con la cúpula chavista), puedan negociar su licencia con la estatal PDVSA, pero no para perforar ni extraer crudo del suelo venezolano, según lo matizado por las fuentes entrevistadas telefónicamente.

"Si hay algún tipo de retroceso volveremos a aplicar las sanciones"

El asesor de la Casa Blanca para el Hemisferio Occidental, Juan González, ha matizado que el levantamiento de ciertas sanciones responde las "peticiones" de la oposición venezolana para poder incentivar al Gobierno chavista a que retomen el diálogo en la Ciudad de México. "Si hay algún tipo de atraso, de retroceso, entonces volveremos a aplicar las sanciones", ha dicho González, uno de los funcionarios que se reunió a principios de año con Maduro en el Palacio de Miraflores junto al embajador de EE UU para Venezuela en Colombia, James Story.

“El (Departamento estadounidense del) Tesoro, con la ayuda del Departamento de Estado, emitió una licencia limitada que autoriza a Chevron negociar los términos de las posibles actividades futuras en Venezuela. No permite la celebración de ningún acuerdo con PDVSA ni ninguna otra actividad que involucre a PDVSA o al sector petrolero de Venezuela”, dijo el funcionario. “Así que, fundamentalmente, lo que están haciendo es dejar hablar”, añadió.

Las sanciones fueron impuestas en 2017 bajo la administración del expresidente Donald Trump, las cuales prohibieron la comercialización de bonos del Estado venezolano en los mercados estadounidenses, así como las negociaciones con PDVSA. Estas baterías de castigos también fueron personales contra funcionarios del Gobierno de Maduro, que incluyeron la congelación de activos y la prohibición de entrada al país.

Washington levanta sanciones personales

Aunque la compleja crisis humanitaria que vive Venezuela ocurre desde mucho antes de 2017, el régimen chavista reiteradamente reclama el levantamiento de las sanciones como una condición para poder avanzar en el diálogo con la oposición en México, el último intento de mesa de negociaciones que se ha efectuado entre ambos grupos. Las conversaciones fueron frenadas por el bando de Maduro desde el año pasado, cuando EE UU inició el juicio contra Alex Saab, un empresario colombiano de origen árabe señalado por Washington de ser testaferro de Maduro, quien lo considera un “enviado especial humanitario” de su Gobierno.

El alivio de las sanciones, presuntamente destinado a incentivar al régimen chavista a participar nuevamente en el diálogo de México, incluye además el supuesto levantamiento de las sanciones personales contra Carlos Erik Malpica Flores, sobrino de la primera dama y esposa de Maduro, Cilia Flores, quien figuró como vicepresidente de Finanzas de PDVSA hasta su destitución en 2016.

Aunque la información acerca del levantamiento de las sanciones contra Malpica haya sido comunicada por las mismas fuentes, realmente se desconoce por qué EE UU ha considerado absolver al exfuncionario de los señalamientos en su contra. El Tesoro estadounidense acusó en 2017 de ser participante de la trama de corrupción gubernamental en Venezuela.

Por su parte, el Gobierno chavista aseguró que desconocía información acerca del alivio de las sanciones. Sus voceros aseveraron que el régimen se enteró a raíz de la prensa internacional. Sin embargo, unas horas después, la vicepresidenta Delcy Rodríguez confirmó la noticia, diciendo que EE UU “ha autorizado a empresas petroleras estadounidenses y europeas para que negocien y reinicien operaciones en Venezuela”. @mundiario

La oposición venezolana niega haber pedido el alivio de las sanciones a EE UU
Comentarios