“Diálogo significativo”: la propuesta de la ONU para solucionar la crisis política de Ecuador

Patrulla ardiendo en protestas en Ecuador. / Captura de pantalla
Patrulla ardiendo en protestas en Ecuador. / Captura de pantalla

El representante de la ONU en América del Sur indicó que su oficina dará seguimiento al conflicto y se puso a disposición de la sociedad ecuatoriana para dar respuesta a la crisis.

“Diálogo significativo”: la propuesta de la ONU para solucionar la crisis política de Ecuador

Más de una semana de protestas en Ecuador han dejado al menos cuatro fallecidos y un centenar de heridos. Ante esto, la Oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos en América del Sur, pidió a los actores políticos y sociales del país en conflicto “iniciar de forma urgente un diálogo significativo y de buena fe”, en el que se establezca una salida a las tensiones y a la violencia presente en la región.

Los movimientos indígenas encabezan el prolongado conflicto en el que exigen al gobierno de Guillermo Lasso reformas sociales y económicas, ante una economía deteriorada por la inflación y el creciente desempleo.

Por su parte, Jan Jarab, jefe de la Oficina en la región sur, manifestó que “todas las partes deben redoblar sus esfuerzos para encontrar vías de diálogo efectivo que ponga fin a la violencia”.

Ataques y amenazas

Asimismo, Jarab pidió una “investigación pronta y exhaustiva” ante las denuncias de formas indebidas del uso de armas y munición menos letal por parte de agentes del Estado, y las acciones violentas de los manifestantes, pues las fuerzas de orden deben respetar “los principios de necesidad, proporcionalidad, precaución y rendición de cuentas”. De hecho, destacó que el uso de gases lacrimógenos no deben usarse a la ligera, solo si es estrictamente necesario y por supuesto, lejos de los centros de educación y salud.

En este sentido, la Oficina de Derechos Humanos ha recibido información sobre ataque contra defensores de derechos humanos, periodistas, personal médico e instalaciones sanitarias. Actos que rechazan y por los cuales instan “a las autoridades a realizar la debida distinción entre manifestantes pacíficos y grupos o individuos que recurren a la violencia”.

De igual forma, Jarab expresó encontrarse a disposición de la sociedad ecuatoriana en sus esfuerzos para encaminarlos a una respuesta a la crisis desde un enfoque de derechos humanos. @mundiario

“Diálogo significativo”: la propuesta de la ONU para solucionar la crisis política de Ecuador
Comentarios