Buscar

Los demócratas quieren que Joe Biden se exponga más para asegurar las elecciones

El exvicepresidente ha llevado acabo la campaña electoral más extraña de las que se tiene constancia. Por el coronavirus, el candidato demócrata ha evitado completamente los mitines y solo a realizado algunas entrevistas, aunque siempre por vídeo. Esto y las meteduras de pata de Trump, le han posicionado en lo más alto de las encuestas.
Los demócratas quieren que Joe Biden se exponga más para asegurar las elecciones
Joe Biden, candidato demócrata a la presidencia de EE UU. / Revolucióntrespuntocero.com
Joe Biden, candidato demócrata a la presidencia de EE UU. / Revolucióntrespuntocero.com

La estrategia de Joe Biden para llegar a la Casa Blanca ha sido simple: permanecer lejos de los focos. El exvicepresidente de la era Obama se ha mantenido atrincherado en su casa de Wilmington, en Delaware, desde donde se reúne por videoconferencia con su equipo y realiza entrevistas que han sido posible gracias a la tecnología. Una campaña atípica con muy escasa presencia pública que ha sido propiciada por el coronavirus.

La forma en que se ha manejado Biden sorprendentemente le ha servido porque todos los sondeos los sitúan por encima de Donald Trump, el actual presidente que busca la reelección. Pero esto no está siendo suficiente para el Partido Demócrata que este mes celebrará su convención para oficializar a Biden como su candidato. 


Quizá también te interese:

Joe Biden no asistirá a la convención demócrata por la Covid-19

“Biden lidera las encuestas porque está escondido en su casa”, dice un latino republicano


 

Aunque Biden se mantenga por encima y su estrategia de mantenerse en casa como medida de protección hayan funcionado, no hay que obviar que los errores del propio Trump le han ayudado. El mandatario decidió ignorar desde el comienzo el consejo de los expertos y se mantenido firme con la manera en que esta manejando la pandemia, algo que propició que EE UU se convirtiera en el país con más infectados y muertos por la Covid-19.

Claro está, le han jugado en contra la caída de la economía, el desempleo y las protestas raciales que han sacudido a varios estados del país. Ante tantos errores, Trump ha retrocedido, suspendió los mitines en todo el país, anunció un nuevo paquete de medidas contra la Covid sin la aprobación del Congreso y sigue asegurando que es el único que podrá salvar la economía.

Aunque hay quien le cree y quien no, también están los que se preguntan dónde está Biden y qué hará él para solventar la crisis. Por ahora, su equipo ha dejado que Trump sea su propio enemigo mientras el exvicepresidente sigue sin dar mayores detalles de cómo (en teoría) podría ser su presidencia de ganar los comicios de noviembre. Los demócratas piden a Biden que aumente su visibilidad en los estados que, además de ser decisivos, no suelen inclinarse por ningún partido. El exvicepresidente debe demostrar ante los votantes cuál es su visión para el futuro del país en un momento decisivo. @mundiario