Buscar

¿Por qué se debe crear en Perú el Colegio Profesional de Licenciados en Ciencia Política?

En primer lugar, todas las carreras profesionales tienen colegios profesionales que institucionalizan dichas carreras. Además, permiten la existencia de un comité de ética que sancione cualquier falta profesional en el ejercicio profesional.
¿Por qué se debe crear en Perú el Colegio Profesional de Licenciados en Ciencia Política?
Frontis del histórico Local Central de la UNFV, en el Centro de Lima, capital del Perú.
Frontis del histórico Local Central de la UNFV, en el Centro de Lima, capital del Perú.

En el Perú, lamentablemente, no existe el Colegio Profesional de Licenciados en Ciencia Política porque existe una terrible maldad y mezquindad contra la primera Escuela Profesional de Ciencia Política, en el Perú, que es la perteneciente a la Universidad Nacional Federico Villarreal (UNFV). La Escuela Profesional de Ciencia Política de la UNFV existe desde el año 1988, en noviembre del presente año, nuestra Escuela cumplirá 32 años ininterrumpidos de formación académica a miles de jóvenes peruanos que estuvimos ansiosos de ser profesionales. Dentro de mi pensamiento, hay una emotividad histórica por ser profesional villarrealino, pero tengo más razones:

En primer lugar, todas las carreras profesionales tienen Colegios Profesionales que institucionalizan dichas carreras. Además, permiten la existencia de un Comité de Ética que sancione cualquier falta profesional en el ejercicio profesional.

Segundo, lamentablemente existen bachilleres, valga la redundancia no son titulados, que se autodenominan como “politólogos” -como una editora adjunta de un diario que permitió que en su local se izara la bandera de Chile tras la ocupación de Lima- cuando lo somos quienes hemos sustentado una tesis y tenemos el título profesional. Además, hay personas que tienen una maestría en Ciencia Política, pero esa maestría -muy respetable como otras- no los hace “politólogos” ni -obviamente- Licenciados en Ciencia Política. Por ejemplo, quien escribe puede estudiar un doctorado en Derecho, sustentar la tesis y conferirme el grado de Doctor en Derecho, pero ese grado académico no me convertiría en abogado. ¡Lógico!  ¡Puro sentido común!

Con todo respeto, en ninguna otra carrera profesional, sea la abogacía o la contabilidad o la economía, que tiene un Colegio Profesional se permite que un bachiller o un maestrista se llame abogado o contador o economista. Como reitero, es puro sentido común y a igual proporción, igual ley.

Tercero, la institucionalización de la carrera profesional Ciencia Política es necesaria porque mucho se ha prostituido el término de “analista político” que termina en que cualquier persona mediatizada hable de “política” como si fuera un profesional de la Ciencia Política.

Con todo respeto, no cualquiera debería analizar y/o reflexionar sobre la democracia representativa, regímenes políticos y sistemas de partidos políticos.  Así como no cualquiera debería hacerlo sobre el derecho constitucional o la posibilidad de existencia de vida bacteriana en el satélite Europa del enorme planeta gaseoso Júpiter. ¡Zapatero a su zapato! Es un viejo adagio que se cumple en el presente tema.

Finalmente, sobre la Ley de creación del Colegio Profesional de Politólogos, observada por el actual Ejecutivo en junio del año pasado, existe dos enormes falacias esgrimidas, creo con mucha maldad:

El gobierno esgrimió que la existencia de un Colegio Profesional priva la libertad de expresión de sus agremiados. Lo cual, es una inmensa mentira porque no se pretende que todos los profesionales pensemos de la misma manera. Un buen ejemplo es el Colegio de Abogados de Lima (CAL) donde los abogados tienen diferentes posiciones académicas y políticas, pero sigue existiendo este Colegio Profesional. ¿No? ¡Lógico!

Otra falacia es afirmar que el Colegio Profesional genera barreras de entradas para el ejercicio profesional. Lo cual es superado por la realidad porque un abogado colegiado puede firmar demandas y ejercer cargos públicos, eso no lo podría hacer un bachiller en Derecho. ¡Es puro sentido!

En conclusión, sí estoy de acuerdo con la creación del Colegio Profesional de Licenciados en Ciencia Política porque institucionaliza y ordena la carrera profesional de Ciencia Política, lo siento a los Bachilleres sempiternos, pero es hora de redactar sus tesis de pregrado y sustentarlas como otros lo hemos realizado hace más de un lustro. @mundiario