Cumbre de las Américas: los líderes cierran el pacto para frenar la inmigración ilegal

Líderes del Hemisferio Occidental encabezados por Joe Biden en la Cumbre de las Américas. / @IvanDuque
Líderes del Hemisferio Occidental encabezados por Joe Biden en la Cumbre de las Américas. / @IvanDuque

La Declaración de Los Ángeles ampliará las vías legales y la inmigración temporal en los países de la región, en un intento por reducir “drásticamente” la migración irregular.

Cumbre de las Américas: los líderes cierran el pacto para frenar la inmigración ilegal

El presidente de EE UU, Joe Biden, ha conseguido el consenso de sus pares regionales en el Hemisferio Occidental, toda vez que se informara que los países asistentes a la novena edición de la Cumbre de las Américas han logrado cerrar un pacto migratorio que buscará facilitar las vías legales y reducir “drásticamente” las entradas irregulares.

El viernes en la ciudad californiana de Los Ángeles para el cierre de la reunión de alto nivel de los jefes de Estado y de Gobierno del continente americano, que el presidente anfitrión (Biden) anunció formalmente lo que se ha planteado como una hoja de ruta para los países que reciben una gran cantidad de migrantes y de refugiados, una realidad que se ha visto intensificada en los últimos años a pesar de su longevidad en la región.

El producto principal de la cumbre, la Declaración de Los Ángeles, dedicará parte importante de su contenido a facilitar la migración legal en las Américas, a la que una veintena de países se han suscrito a pesar de que las negociaciones estuvieran empañadas por la polémica exclusión de los gobiernos de Cuba, Nicaragua y Venezuela, hoy por hoy considerables emisores del fenómeno de la migración.

Las demás naciones pasaron de ser emisores de migrantes a países receptores como Colombia o Perú, las dos naciones que han acogido la mayor porción del mayor desplazamiento documentado en la región: los más de seis millones de venezolanos que han abandonado su tierra. Pero el fenómeno también se ha intensificado con fuerza en Haití o en los países centroamericanos, que representan el grueso del incremento de los solicitantes de asilo en México, cuyo presidente no acudió a la cumbre en repulsa de la exclusión.

Las medidas buscan desincentivar la migración

En este sentido las medidas anunciadas en el último día del cónclave incluyen la ampliación de vías legales para ingresar a los países, ayudas a las comunidades más afectadas por la migración, otras ayudas a las comunidades más vulnerables para desviar la necesidad de emigrar, mayor control en los pasos fronterizos, la lucha por un trato digno en las fronteras y capacitación para respuesta a emergencias, según un alto funcionario que adelantó esta información a la prensa.

El compromiso pautado será promover el desarrollo de los principales emisores de migrantes, en aras de desincentivar la necesidad de buscar oportunidades en el extranjero.

De acuerdo con El País, se buscará la defensa de democracias de plenas, para evitar las condiciones de refugiados y exiliados. “Cooperación económica para mejorar las oportunidades en los países más pobres; inversión privada y financiación de organismos multilaterales, mejora de los sistemas sanitarios; lucha contra el cambio climático y toda una serie de propuestas para que haya menos gente dispuesta a emigrar”, son otras medidas citadas por el diario.

La migración venezolana en el foco de las Américas

Pero uno de los mayores puntos será el apoyo a países receptores para estabilizar y regularizar a los migrantes en esos territorios, sin que se produzca la necesidad de usar el país receptor como plataforma para migrar a otro. Es un escenario que atañe especialmente al éxodo venezolano en Colombia que persiguen una travesía hasta EE UU. “La necesidad de estabilización y apoyo económico es especialmente importante en los países que albergan a más de seis millones de refugiados y migrantes”, sostiene la Casa Blanca.

Colombia ha sido líder en la regularización de sus vecinos, logrando documentar a más de 1,2 millones de refugiados y emigrantes venezolanos, pero reafirma su compromiso de aumentar esa cifra a 1.5 millones antes de agosto de este año. Un reto similar con los venezolanos ha asumido Ecuador en este texto, mientras que Costa Rica está planeando renovar el régimen especial de protección temporal para las personas que hayan llegado al país provenientes de Cuba, Nicaragua y Venezuela antes de 2020.

Así EE UU destinará 314 millones de dólares a la asistencia de refugiados y migrantes vulnerables en el Hemisferio Occidental, con especial énfasis en ayudas para los más de seis millones de venezolanos que se han desplazado hasta 17 países de la región. Unos 25 millones de dólares serán encargados a impulsar procesos de registro, servicios sociales y programas de integración socioeconómica de migrantes. @mundiario

Cumbre de las Américas: los líderes cierran el pacto para frenar la inmigración ilegal
Comentarios