Buscar

Capriles da marcha atrás: no participará en las elecciones parlamentarias si no son aplazadas

El líder opositor se adhiere al pedido de la Unión Europea, que recientemente envió una misión a Caracas para negociar con Maduro unas mejores condiciones electorales. El cambio en la fecha de los comicios y la garantía de contar con observadores internacionales ‘calificados’ son las principales demandas.  

Capriles da marcha atrás: no participará en las elecciones parlamentarias si no son aplazadas
Henrique Capriles. / twitter.com
Henrique Capriles. / twitter.com

Ibed Méndez

Periodista.

Henrique Capriles da marcha atrás: el líder opositor anuncia que no participará en las elecciones parlamentarias convocadas por Nicolás Maduro mientas se mantenga la fecha prevista por el régimen, el 6 de diciembre.  

El excandidato presidencial, que hace unas semanas abrió la puerta a una feroz pelea política dentro de la oposición venezolana al confirmar que ‘legitimaría’ las cuestionadas votaciones legislativas con su participación, comunicó su decisión durante una rueda de prensa transmitida en sus redes sociales.


Quizás también te interese: 

La oposición venezolana se divide por las pugnas entre Guaidó y Capriles

Capriles: “Quedarse de brazos cruzados solo le conviene a Maduro”


 

Capriles se adhiere al pedido de la Unión Europea, que recientemente envió una misión a Caracas para negociar con Maduro unas mejores condiciones electorales. El cambio en la fecha de los comicios y la garantía de contar con observadores internacionales ‘calificados’ son las principales demandas.  

“Esta elección tiene que ser postergada, exigimos que sea postergada. Queremos darle opción a nuestra gente, pero no hay condiciones en este momento, como bien lo dice la Unión Europea. Hay una posibilidad: mover la elección, ¿por qué no hacerlo? Si hay observación, va a haber participación. Eso es lo que hemos peleado esta semana. Si no posponen, no hay manera”, manifestó el opositor.

 

En su discurso, Capriles ha dejado ver que su decisión estuvo influenciada por el hecho de que Bruselas no logró conseguir condiciones suficientes para una observación electoral.

“Llegó la invitación. Hablamos con cancilleres, embajadores; yo lo dije, si tengo que ir a hablar con chinos, rusos, lo voy a hacer por mi país. Es el ejercicio de la política. En la búsqueda de una buena política para el país, después de tanta gestión mandaron una misión a Venezuela. ¿Cuánto tiempo teníamos que no recibíamos una misión? Dos altos representantes de la Unión Europea, con el concurso de todos los países. No vinieron a negociar, vinieron a decirle a todos los actores que necesitan tiempo para participar como observadores. La misión dijo que necesita de 5 a 6 meses para venir como observador internacional", concluía. @mundiario