Buscar

Las campañas de Trump y Biden chocan en el estado clave de Arizona

Asegurarse esa entidad, le daría a Biden un posible repunte de 2% adicional al 10% de ventaja que ya lleva sobre Trump en las encuestas a nivel nacional para un total de 12% ganado en intención de voto.
Las campañas de Trump y Biden chocan en el estado clave de Arizona
El ex vicepresidente y candidato demócrata, Joe Biden, y el presidente de EE UU y candidato republicano, Donald Trump / NBC.
El ex vicepresidente y candidato demócrata, Joe Biden, y el presidente de EE UU y candidato republicano, Donald Trump / NBC.

Uno de los territorios más importantes a nivel político y electoral de los Estados Unidos fue este pasado miércoles el epicentro de un choque inédito de campañas que no había ocurrido en el trayecto de esta carrera por la Casa Blanca. Los demócratas y los republicanos visitaron y se concentraron en el mismo estado en dos eventos diametralmente opuestos el uno al otro. Por un lado, los estadounidenses que buscan un cambio de sistema que atienda la profunda desigualdad económica estructural que se esconde en el país más poderoso y rico del mundo. Por el otro, el segmento radical y ultranacionalista que no quiere regulaciones ni intromisión del Estado. Los primeros le darán su voto a Joe Biden, pero los segundos confían ciegamente en que Donald Trump se quedará por otros cuatro años en el centro del poder mundial.

Y es que con menos de un 3% de votantes indecisos, una de las principales paradas de campaña de este miércoles estuvo en Arizona, donde el presidente Donald Trump realizó dos eventos, al igual que la candidata demócrata a la vicepresidencia Kamala Harris, en representación de Biden. 


Quizás también te interese:

Biden gana ventaja en Florida cuando ya han votado más de 70 millones de estadounidenses


Pero, ¿por qué Arizona es otro estado importante que, si bien no es un estado péndulo, sí es uno de los que podría definir la elección del 3 de noviembre junto con los estados del noreste y sureste del país? Es uno de los que más votos electorales tiene con un total de 11 sufragios representantes de su Colegio Electoral. Y cualquiera de los dos (Biden o Trump) que gane la mayoría más uno de los votos populares (votos individuales) de los habitantes de esa entidad, se quedará con los 11 votos electorales para asegurar una proporción que le daría mucha ventaja complementaria con otros estados muy importantes como Texas, California, Florida y Nueva York. 

Aunque es un estado que tradicionalmente apoya a candidatos republicanos (salvo Bill Clinton en 1996), Biden se esfuerza por captar el voto del sector campesino y los votantes blancos de clase media sin estudios, al igual que en Texas, pues estos segmentos representan al 50% de la estructura socioeconómica de la entidad. Este jueves, Biden ha votado de forma anticipada con su esposa Jill en Wilmington, Delaware, donde tiene su residencia. 

Poco antes de votar, el ex vicepresidente dijo que espera ser elegido para “cambiar las cosas” y “hacerlo mejor para los estadounidenses de a pie”. 

Esta retórica cala con mucha fuerza en los segmentos menos favorecidos por la riqueza del ingreso y del empleo estadounidense de la que Trump se jacta debido a la disparidad en el nivel de producción y rentabilidad que Arizona tiene en comparación con estados más desarrollados e influyentes como California, Texas y Nueva York. Por ese factor clave, la entidad tiene potenciales tendencias a inclinar la balanza en favor de Biden ante su oferta de mayor igualdad de ingresos, empleos y bienestar para los ciudadanos de Arizona.

Esta semana, el candidato demócrata tiene previsto viajar a Iowa, mientras que Harris estará el viernes en Texas, dos estados que suelen apoyar a los republicanos y donde Trump ganó por un amplio margen en 2016. Sin embargo, captar el respaldo de Arizona será fundamental para que se extienda su mensaje como un efecto dominó a los feudos de Iowa, que también es agropecuario como Arizona, y de Texas.

Sin embargo, el territorio de Arizona se ha vuelto competitivo y ya han votado más del 80% del sufragio total de dicho estado en la elección presidencial de 2016. 

Asegurarse esa entidad, le daría a Biden un posible repunte de 2% adicional al 10% de ventaja que ya lleva sobre Trump en las encuestas a nivel nacional para un total de 12% ganado en intención de voto. @mundiario