Buscar

Aumenta la cifra de personas que solicitan ayuda al Gobierno por desempleo en EE UU

Las peticiones en cola equivalen a un estimado de entre 933 millones 600.000 y 1.000 millones de dólares en fondos federales que la Casa Blanca deberá inyectar para entregar a la población nuevos cheques de apoyo económico por la pandemia.
Aumenta la cifra de personas que solicitan ayuda al Gobierno por desempleo en EE UU
Ciudadanos esperando para entrar a consignar sus solicitudes de subsidios por desempleo en la sede del Departamento de Trabajo en Nueva York, EE UU / CNN.
Ciudadanos esperando para entrar a consignar sus solicitudes de subsidios por desempleo en la sede del Departamento de Trabajo en Nueva York, EE UU / CNN.

La mayor economía del mundo no está exenta de las fallas estructurales que indujo la Administración saliente de Donald Trump. Aunque el período de prosperidad que arropó a ese poderoso sistema de generación de rentas, inversiones, empleo y riqueza financiera, tanto para las empresas como para las familias, se mantuvo estable de 2017 a 2019, la recuperación aún está lejos de ser una realidad absoluta en Estados Unidos. 

Es por ello que el número de personas que solicitaron subsidios de desempleo por primera vez volvió a subir la semana pasada, lo cual se debe al aumento exponencial de los contagios de covid-19 y las restricciones sobre la actividad comercial, dos factores que impulsan los despidos y socavan la recuperación del mercado laboral. La retracción social provocada por la pandemia paralizó los intercambios y la confianza de la población en hacer una vida económica de carácter físico o presencial, generando como consecuencia que las familias decidan subsistir con sus ahorros o consuman menos para optimizar el rendimiento de su presupuesto mensual.


Quizás también te interese:

Biden propondrá una ley para dar la nacionalidad estadounidense a 11 millones de inmigrantes sin documentos


Esta situación perjudica la rentabilidad de las empresas porque les impide liquidar menos inventarios, hace que vendan un 70% menos y, por ende, las lleva a tener contracciones en sus flujos de caja con déficits que medianamente pueden cubrir recortando gastos administrativos y de personal, es decir, despidiendo empleados, lo que causa una espiral de desgaste socioeconómico, caída del consumo general y toda una cadena de reducción de los intercambios cotidianos. 

La obligación entonces se convierte en un método de subsistencia basado en acudir a los subsidios estatales para llenar el vacío que la austeridad y la falta de ingresos por el shock de la pandemia han instalado como la nueva precaria realidad de muchos estadounidenses, así como también de millones de inmigrantes que trabajan en ese país para enviar remesas con las que cubren la manutención de sus familias en América Latina. 

En total, 778.000 personas solicitaron al Gobierno estadounidense que les otorgue el tan ansiado subsidio federal de 300 dólares semanales. Este es el dato más actualizado para la semana que terminó el 21 de noviembre. Unos 748.000 desempleados pidieron formalmente esa ayuda en la semana anterior, es decir, 30.000 norteamericanos más quedaron sin trabajo en el lapso de siete días hasta hoy, según ha informado este miércoles el Departamento de Trabajo. 

De acuerdo con un reporte de la agencia Reuters, un grupo de economistas consultados habían pronosticado 730.000 solicitudes en la última semana. El informe semanal de desempleo se publicó este 25 de noviembre, un día antes debido a que mañana es festivo, el tradicional y popular Día de Acción de Gracias.

Las 778.000 peticiones equivalen a un total estimado de entre 933 millones 600.000 y 1.000 millones de dólares en fondos federales que el Gobierno deberá inyectar como liquidez para entregar a la población nuevos cheques de apoyo económico por la pandemia.

En abril, la Administración Trump ya había enviado cheques vía correo postal a más de 20 millones de estadounidenses con un monto de 1.200 dólares para respaldar el consumo, el bienestar y los ingresos de las familias norteamericanas más afectadas por la violenta parálisis que el brote de covid-19 generó en la economía más grande del planeta. 

Sin embargo, todavía se mantiene bloqueado en el Congreso un segundo paquete de estímulo económico por más de 2 billones de dólares (US$ 2.000.000.000.000), que es el presupuesto con que se financiarán esos subsidios por los que esperan casi un millón más de estadounidenses justo en medio de una de las peores recesiones en la historia del país y cuando este aún sigue siendo el epicentro mundial de la pandemia. @mundiario