Asalto al Capitolio: siete años de cárcel para el primer condenado en juicio

La policía se enfrenta a los manifestantes en el Capitolio. / Twitter.
La policía se enfrenta a los manifestantes en el Capitolio. / Twitter.

El activista de extrema derecha, Guy Reffitt, se enfrenta a la sentencia más dura que se ha dictado tras el primer juicio por los hechos del 6 de enero de 2021.

Asalto al Capitolio: siete años de cárcel para el primer condenado en juicio

La Justicia norteamericana ha dictado siete años y tres meses de prisión para Guy Reffitt, un miembro de un grupo paramilitar de extrema derecha que estuvo estrechamente vinculado con el asalto al Capitolio del 6 de enero de 2021, convirtiéndose en la pena más dura contra los que participaron en el atentado, y la primera condena que resulta de un juicio por estos mismos hechos.

Reffitt, un hombre de 49 años y oriundo de Wylie, al norte de Texas, es miembro del grupo Three Percenters, una organización nacionalista que se fundó como reacción a la elección de 2008, cuando Barack Obama llegó a la presidencia y cuyo nombre deriva de la creencia popular de que el 3 % de los colonos ingleses en EE UU, se rebelaron contra la corona británica para conseguir la Independencia.

Una jueza federal del Distrito de Columbia ha dictado la sentencia contra Riffett, debido a su participación en el asalto al Congreso estadounidense. El hombre fue condenado por obstruir el trabajo del Legislativo, por allanar el edificio del Capitolio portando un arma, por enfrentarse a la policía, por transportar armas de fuego ilegalmente y por haber amenazado a sus tres hijos adolescentes para evitar que lo denunciaran ante las autoridades.

De todos los cargos se declaró inocente y de todos esos ha sido encontrado culpable. No obstante, la magistrada Dabney Friedrich, decidió no condenarlo por el cargo de terrorismo doméstico, como reclamaba la Fiscalía, por el que su pena pudo ascender hasta los 15 años de cárcel.

Encabezó el asalto al Capitolio

Riffett encabezaba una porción de la turba que ingresó forzosamente al Capitolio de EE UU, con la intención de suspender la certificación del Congreso de los resultados de las elecciones presidenciales de 2020, en las que ganó Joe Biden y el expresidente Donald Trump las denunció por fraude. No lograron su objetivo de impedirla, pero sí pudieron aplazarla.

Los fiscales indican que Riffett era una de las personas que lideraba uno de los primeros grupos que atacó el edificio y que contribuyó para someter a las fuerzas de seguridad. La acusación indicó que el condenado ingresó al Capitolio portando un casco con una cámara, un chaleco antibalas, una pistola y bridas de plástico para usar como esposas.

“Es preocupante la reticencia de Reffitt a admitir que su comportamiento era ilegal”, ha indicado la jueza. “Y quiero ser muy clara. El comportamiento del señor Reffitt no concuerda bajo ningún concepto con la definición de patriota. Es la antítesis”, sentenció la magistrada.

Las autoridades estadounidenses han acusado a más de 750 personas de todos los rincones del país por su presunta participación en el asalto. De ellos unos 200 acusados se han declarado culpables tras pactar con la Fiscalía. Pero el caso de Reffitt es especial, es el primero de los que se ha negado a sellar un acuerdo y ha ido a juicio que obtiene su condena. @mundiario

Asalto al Capitolio: siete años de cárcel para el primer condenado en juicio
Comentarios