Buscar

América Latina cede ante la Covid-19 por la mala gestión y falta de financiamiento

Latinoamérica y el Caribe son el actual epicento del coronavirus en palabras de la jefa de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) debido a las políticas pobres contra la pandemia que ha arrojado luz sobre el poco financiamiento que existe en la región para el sector Salud y una amplia desigualdad social.
América Latina cede ante la Covid-19 por la mala gestión y falta de financiamiento
Amárica. / RR SS.
Amárica. / RR SS.

En América Latina y el Caribe ha explotado la pandemia. “La región de América es claramente el epicentro actual de la pandemia de Covid-19”, ha dicho recientemente la Dr. Carissa Etienne, jefa de la Organización Panamericana de la Salud (OPS). El continente se ha visto sacudido por la llegada del coronavirus que ha dejado en evidencia la desigualdad social y la poca inversión en el sector salud gracias a las políticas pobres por las que han optado los diferentes Gobiernos para evitar que sus economías colapsen.

Los peores casos están en Brasil con más de un millón de infectados confirmados y 64.300 muertes hasta la fecha. La oposición del Gobierno de Jair Bolsonaro de aceptar la gravedad de la pandemia y tomar medidas está pasando factura contra la población, especialmente en los sectores más pobres. En ese país se han tenido registro de cuerpos alineados en los hospitales a falta de la atención hospitalaria adecuada y en algunas zonas han tenido que cavar fosas comunes, como en Manaos, donde muy pocas personas han tenido oportunidad de recibir atención médica.


Quizá también te interese:

La pandemia se acelera cuando ya son más de 10 millones de contagiados en todo el mundo


Una situación similar vive Ecuador, que fue noticia mundial recientemente por apilar cuerpos en las calles. Personas han muerto en sus casas o calles esperando que los recoja una ambulancia o que los atiendan en los centros de salud. En Guayaquil, la ciudad más grande de este país, han tenido que enterrar a sus muertos en cajas de cartón. Las cosas tampoco están yendo muy bien para Chile, que ya registra más de 200.000 infectados, aunque ha logrado mantener la incidencia de muertes en un poco más de 6.000, algo que podría cambiar con la llegada del invierno.

Entre América Latina y el Caribe se promedian alrededor de 2.000 muertes por día, según el registro de la última semana de junio realizado por la OMS. Esto representa la mitad de todas las muertes registradas en todo el mundo, que podrían pasar a ser 440.000 muertes proyectadas en toda la región para octubre, según la Universidad de Washington.

Las principales razones del avance de la Covid-19 tienen que ver con la desigualdad social donde los pobres son quienes se ven más expuestos a los contagios sin la posibilidad de tener un acceso adecuado a los sistemas de salud, que en muchas ocasiones son privados, muy caros o realmente no han contado con la inversión adecuada. También ha incidido la poca implicación de los Gobiernos que no han ofrecido las herramientas adecuadas para que la población se informe y aprenda a evitar los contagios, además de no llevar adecuadamente el confinamiento.

De los países de América que mejor han tratado la pandemia están Uruguay y Paraguay. El primero en los últimos años ha tenido Gobiernos consistentes, aunque de diferentes tendencias, que han financiado adecuadamente su sistema de salud. Asimismo, cuando inició la pandemia el Gobierno atacó agresivamente la cuestión realizando pruebas masivas y dando un seguimiento adecuado a los casos confirmados. Al día de hoy, este país cuenta con 955 casos confirmados y apenas 28 muertes.

Por otro lado, Paraguay no tiene el potencial económico de Uruguay ni ha invertido tanto en su sistema de salud, pero si ha tomado medidas oportunas como cerrar la frontera con Brasil pese a que ambos son socios económicos. En este país se han registrado 2385 infecciones y solo 20 muertes.

La situación no es igual de positiva en otros países como México, Colombia o Perú, cuyas medidas se han rebajado y el distanciamiento social es caso nulo. Los datos de otros países no son muy claros, como en Venezuela donde el Gobierno de Maduro afirma que hay más de 6.000 casos, o en Nicaragua, que asegura tener un poco más de 2.000. 

De no tener un control más claro de la pandemia, el continente americano podría tener muy difícil mantenerse en pie contra el coronavirus, cuyo fin sin una vacuna aún está en una zona muy gris. @mundiario