Buscar

MUNDIARIO

Los 6 tipos de cebolla y sus diferentes usos en la cocina

Los tipos de cebolla que existen en el mercado tienen múltiples usos para diferentes recetas.
Los 6 tipos de cebolla y sus diferentes usos en la cocina
Cebollas. / Pixabay
Cebollas. / Pixabay

La cebolla está presente en todas las cocinas del mundo, profesionales y amateurs, ya que es un alimento que ofrece un toque diferente a las recetas, dependiendo del tipo de cebolla que se utilice para ello.

Entre sus diversos tipos podemos encontrar la cebolla común, la cebolla dulce, la cebolla blanca, la cebolla roja, la cebolleta y la chalota.

1. Cebolla común.

Este tipo de cebollas se caracterizan tener un fuerte sabor y por eso las convierte en las predilectas a la hora de cocinar, pero también pueden consumirse en crudo. Su uso más común es para la preparación de asados, salsas y cremas además de ser unas buenas acompañantes de la carne a la brasa.

2. Cebolla dulce.

Se asemeja mucho a la cebolla común pero tiene un tamaño más reducido y cuenta con un sabor más dulce. De todos los tipos, es la mejor para los asados con cualquier tipo de verdura, para los gratinados y también para hacer aros de cebolla.

3. Cebolla blanca.

Estas cebollas son de las variedades más crujientes y a pesar de tener un sabor potente apenas se nota su picor, por lo que su mejor uso es en los sofritos y en las salsas, o como guarnición caramelizada.

4. Cebolla roja.

Es la más reconocible debido a su color rojizo o morado y su piel fina. Estas cebollas son las mejores para comer crudas, ya que poseen un intenso sabor. Se utiliza principalmente en ensaladas, encurtidos o en preparaciones como el guacamole.

5. Cebolleta.

Las cebolletas son cebollas que no han terminado de madurar por lo que cuentan con un sabor menos intenso. Son ideales para platos en los que no se necesita demasiado sabor dado que son más ligeras y frescas. Tiene un alto contenido en agua, que llega hasta un 90% y tienen pocas calorías.

6. Chalota.

La forma ovalada y rojiza de las chalotas las diferencian del resto de cebollas, así como su sabor ligero además de sutil. Estas variedades son las más indicadas para realizar vinagretas, guisados o guarniciones ya que aportan un toque diferente con su aroma y su sabor levemente picante. @mundiario