Sal rosa del Himalaya vs. Sal marina: ¿cuál es mejor?

Sal rosa del Himalaya y Sal marina. / Mundiario.
Sal rosa del Himalaya y Sal marina. / Mundiario.

Todo lo que necesitas saber para elegir con confianza cuando vayas al super. 

Sal rosa del Himalaya vs. Sal marina: ¿cuál es mejor?

Es una historia tan antigua como el tiempo. Vas a la tienda de comestibles con la inocente intención de comprar sal: solo una botella, nada especial. Sin embargo, a medida que recorres los pasillos, explorando los estantes para la selección de sodio, las opciones te abruman. Hay sal de mesa, sal marina, sal rosa del Himalaya... y la lista continúa. Tienes poco tiempo, estás agotado por un largo día y no te divierte el juego mental que los fabricantes de sal y tu tienda de comestibles se han unido para jugar contigo. Tu mente se acelera mientras lloras internamente, pero no te preocupes, podemos ayudarte.

¿Qué es la sal marina?

La sal marina se crea a través de la evaporación del agua del océano o de los lagos de agua salada. A diferencia de la sal de mesa, que se extrae del suelo y se procesa para filtrar el exceso de minerales e incluir aditivos anti-aglomerantes, la sal marina se produce naturalmente. Esto explica su gran forma cristalina y su reciente popularidad entre consumidores conscientes de la salud y fabricantes de alimentos. Además, el proceso de evaporación permite que la sal marina conserve los rastros de minerales que nuestros cuerpos necesitan, como el potasio, el calcio y el magnesio. En comparación con la sal de mesa, la sal marina también puede ser más efectiva para bajar la presión arterial y proteger la función renal.

Si bien las palabras "natural" y "sin procesar" pueden sonar atractivas, no te apresures. Si la sal marina tiene un tono más oscuro, tiene más impurezas y, debido a la contaminación rampante en las aguas de nuestro mundo, la sal marina puede contener trazas de metales pesados. Además, la sal marina también puede contener trazas de “microplásticos de aguas contaminadas y desechos plásticos”. Por esta razón, aunque es una opción más “natural” que la sal de mesa, solo debes espolvorearla en tu comida para que solo tengas una posibilidad de consumir pequeñas cantidades de materiales no deseados. 

¿Qué es la sal rosada del Himalaya?

Si alguna vez te has encontrado con sal rosada del Himalaya en la tienda de comestibles, es posible que te hayas preguntado si podrías confiar en un producto tan colorido, pero debes saber que el color rosa es completamente normal. De hecho, proviene de la mina de sal de Khewra en Pakistán, donde el contenido mineral produce una coloración rosa única.

Dado que este tipo de sal se extrae a mano y se muele, sin el uso de instrumentos metálicos para contaminar su composición, los productores de esta sal argumentan que es incluso más natural que la sal marina. En términos de su composición, la sal rosada del Himalaya tiene rastros de minerales más beneficiosos que la sal marina. Mientras que la sal marina contiene partes de 72 partículas, la sal rosa del Himalaya tiene todos los 84 oligoelementos esenciales requeridos por el cuerpo. Esta disparidad hace que la mayoría de los especialistas de salud califiquen la sal del Himalaya rosada más alta que otras sales.

Entonces, ¿qué es mejor para tu salud?

Ahora que tienes la información sobre ambos tipos de sal, probablemente te estés preguntando qué tipo es mejor para tu salud. Pues, en términos generales, cuantos menos aditivos y agentes antiaglomerantes ingieras, mejor. A primera vista, los microplásticos, metales y menos elementos útiles que se encuentran en la sal del mar parecen indicar que la sal rosa del Himalaya es la selección más inteligente.

Sin embargo, la cantidad de materiales “dañinos” en la sal marina es en realidad tan pequeña que los impactos en la salud son insignificantes. Si bien el descubrimiento de plásticos artificiales en los productos alimenticios es sin duda un llamado para que la humanidad reduzca su contaminación y sus desechos, no tiene ninguna influencia notable sobre qué tipo de sal debes comprar. En otras palabras, ninguna de estas sales es peor para su salud, pero demasiada sal puede provocar presión arterial alta, interrupción celular e incluso despojar el revestimiento del estómago para aumentar el riesgo de cáncer de estómago.

Sabemos en qué estás pensando ahora: aunque la sal marina no es mala, los beneficios de la sal rosa del Himalaya superan a la sal marina. Sin embargo, mientras que la sal rosada del Himalaya se compone de una mayor cantidad de elementos útiles que la sal del mar, los oligoelementos que dan un sabor o color único están presentes en una cantidad demasiado pequeña para tener un impacto en la salud comprobado. Por lo tanto, tampoco se ha demostrado que ninguna de estas sales sea mejor para la salud.

¿Cómo elegir?

¡Sigue a tu corazón! Si te sientes atraído por el brillo rosado de la sal del Himalaya, agrega un poco de color a tu plato con ese espumoso sodio. Alternativamente, si desconfías de las tostadas de aguacate, los batidos elaborados y otras tendencias alimenticias que dominan constantemente tus redes sociales, apégate a la sal marina tradicionalmente coloreada.

La sal, conocida químicamente como cloruro de sodio, independientemente de su fuente, es vital para la salud. La sal ayuda a nuestro cuerpo a regular la presión arterial, ayuda a la función nerviosa y ayuda a que las células realicen su función para mantener los órganos sanos. Ya que la sal marina y la sal rosa del Himalaya son excelentes fuentes de cloruro de sodio, ¡selecciona la sal que más desees!   @mundiario

 

 

Sal rosa del Himalaya vs. Sal marina: ¿cuál es mejor?
Comentarios