Buscar

MUNDIARIO

¿Sabías que existen alimentos que nunca caducan?

En este artículo te contamos cuáles son esos productos que puedes tener en tu refrigerador/despensa durante años sin temor a que se dañen.

¿Sabías que existen alimentos que nunca caducan?
Miel de abejas. / RR SS.
Miel de abejas. / RR SS.

Ibed Méndez

Periodista.

Dato curioso del día: existen alimentos que no tienen fecha de caducidad. No es un secreto que debemos permanecer atentos a la fecha de vencimiento indicada en los productos que consumimos para evitar correr riesgos… Pero ¿sabías que existen alimentos que puedes almacenar  (con la debida conservación) durante largos periodos sin temor a que se echen a perder?

Estos son algunos:

> Arroz y pasta cruda. De acuerdo con estudios, tanto el arroz blanco puro como la pasta, pueden tener una vida útil indefinida, pero con una condición: que se mantengan libre de contaminantes. La clave: mantenerlos bien cerrados, en frascos de cristal, un lugar fresco y seco. No aplica con las variantes integrales de estos alimentos.

> Miel pura. Expertos han concluido que este jarabe producido por abejas NUNCA caduca. ¿La razón? Sencilla: su azúcar, bajos niveles de humedad, acidez excesiva, ácido glucónico natural y peróxido de hidrógeno natural. 

> Sal. De hecho, es el conservante natural predilecto, por lo que resulta común utilizar este ingrediente para mantener los alimentos alejados del moho y las bacterias.

> Chocolate negro puro. Si no se somete a oscilaciones térmicas que puedan dañar su composición, el chocolate negro puede ser eterno.  


Quizás también te interese:

Descubre por qué guardar estos alimentos en tu refrigerador es un error

Esta es la manera correcta de organizar tu refrigerador


 

> Extracto puro de vainilla. Puede durar muchos años, siempre y cuando sea puro y esté adecuadamente sellado para que ninguna bacteria tome la botella.

> Azúcar. Como ocurre en el caso de la sal, el azúcar también puede durar para siempre si se mantiene alejada de la humedad y las fuentes de calor. Eso sí: aunque no caduca por completo, su textura puede cambiar con el tiempo.

> Vinagre. Y no hablamos solamente del vinagre blanco común, sino también del vinagre balsámico, el vinagre de frambuesa, el vinagre de vino de arroz y el vinagre de vino tinto. Ninguno tiene fecha de caducidad debido a su concentración ácida, que lo ayuda a preservarse por sí mismo y sin necesidad de refrigeración. 

> Maicena. Aunque es preciso tener en cuenta que este caso es el más especial: no se debe mojar, las moléculas de almidón deben permanecer separadas de las moléculas de hidrógeno y siempre debe mantenerse en un lugar fresco y seco. @mundiario