Buscar

MUNDIARIO

Por esta razón no deberías pedir pizza durante una tormenta de nieve

Te explicamos por qué solicitar la entrega de alimentos en una tormenta de nieve o cualquier clima extremo es una mala idea.

Por esta razón no deberías pedir pizza durante una tormenta de nieve
Pareja comiendo pizza. / Latina Cool.
Pareja comiendo pizza. / Latina Cool.

Firma

Sara Rada

Sara Rada

La autora, SARA RADA, es colaboradora de MUNDIARIO. Comunicadora social venezolana, ejerce como redactora creativa y productora audiovisual en distintos medios digitales internacionales. @mundiario

Lo entendemos, la tentación es real. Ciertamente no quieres salir de tu casa, ¿por qué no simplemente ordenar la entrega? Puedes quedarte en tu pijama mientras esperas a que llegue la comida reconfortante a tu puerta. Todos lo hemos hecho, y la conveniencia a menudo vale la pena.

Es una cosa de seguridad, principalmente

Sin embargo, aquí está la cosa: si no deseas aventurarte en el clima, o si no te sientes seguro en las carreteras, ¿por qué deberías pedirle a otra persona que corra el riesgo por ti? Muchos conductores de reparto (aunque ciertamente no todos) son conductores jóvenes, sin mucha experiencia, también pueden conducir automóviles más antiguos. Incluso si tu conductor de reparto tiene experiencia con condiciones inclementes, todavía comparte una carretera con otros conductores en un clima resbaladizo, húmedo o de baja visibilidad. Es decir, básicamente está arriesgando su vida (o al menos sus parachoques) para llevarte un poco de pizza.

Pero la calidad también importa

¿Todavía no estás convencido? Bien, una desventaja importante es que tu comida tardará una eternidad en llegar a tu casa. Es casi seguro que hará frío cuando llegue. Así que pizza fría + repartidor estresado = no vale la pena.

En lugar de pedir pizza, ¿por qué no encender el horno (y hacer que la casa sea más acogedora) para hornear una pizza congelada? Piénsalo.   @mundiario