Buscar

MUNDIARIO

Hay una razón científica por la que siempre te provoca un postre con tu café

Una pista: no es para reducir la amargura.

Hay una razón científica por la que siempre te provoca un postre con tu café
Postre con café. / Pexels.com.
Postre con café. / Pexels.com.

Firma

Sara Rada

Sara Rada

La autora, SARA RADA, es colaboradora de MUNDIARIO. Comunicadora social venezolana, ejerce como redactora creativa y productora audiovisual en distintos medios digitales internacionales. @mundiario

Claro, un rico pedazo de pastel de chocolate prácticamente ruega que lo bañes con una taza de café, pero, ¿alguna vez has notado que también sucede lo contrario? En el momento en que tomas una taza de café para salir de tu depresión de media tarde, de repente comienzas a desear algo dulce para acompañarlo.

Un estudio publicado en el Journal of Food Science podría haber respondido por qué el café te hace desear el postre, y no se trata solo de equilibrar la amargura. Los investigadores de la Universidad de Cornell les dieron a los voluntarios café descafeinado con 200 miligramos de cafeína (aproximadamente la cantidad en una taza de café regular) o nada agregado. Ambos tipos tenían azúcar para agregar un poco de dulzura. 

Cuando los investigadores preguntaron a los voluntarios qué tan dulce era el café, encontraron algunos resultados interesantes. Aquellos que tomaron las tazas con cafeína calificaron la bebida como menos dulce que los bebedores descafeinados.

Normalmente, una sustancia química llamada adenosina se une a los receptores de la membrana de las células nerviosas y te hace sentir somnoliento. La cafeína se une a los receptores para bloquearlos, por lo que te sientes menos cansado cuando lo bebes, pero ese proceso también tiene el extraño efecto de dificultar el sabor dulce.

"Cuando bebes café con cafeína, cambiará la forma en que percibes el sabor, por el tiempo que dure ese efecto", dice en un comunicado el autor del estudio Robin Dando, profesor asistente de ciencias de los alimentos. "Entonces, si comes alimentos directamente después de tomar un café con cafeína u otras bebidas con cafeína, probablemente percibirás la comida de manera diferente".

Irónicamente, esa dulzura opaca en realidad hace que los dulces sean más atractivos, por lo que terminas deseándolos más, dicen los investigadores.   @mundiario