Buscar

MUNDIARIO

Las peculiares formas de hacer propaganda de Vegalsa - Eroski

Convirtió en 'noticia' de prensa la entrega de ¡600 euros! en productos al Banco de Alimentos en Ourense. De otra 'gran' donación de 348 kilos de productos también dejó constancia gráfica en Lugo. A ello suma sus Sannifiestas, controvertidas por sus niveles de grasas, hidratos y azúcares.

Las peculiares formas de hacer propaganda de Vegalsa - Eroski
Entrega de Vegalsa - Eroski en el almacén que el Banco de Alimentos tiene en el Polígono Industrial O Ceao (Lugo). / Vegalsa - Eroski
Entrega de Vegalsa - Eroski en el almacén que el Banco de Alimentos tiene en el Polígono Industrial O Ceao (Lugo). / Vegalsa - Eroski

Firma

Redacción

Redacción

Análisis de la Redacción de MUNDIARIO. Síguenos en Twitter @mundiario

El afán de renombre de las empresas, si no está bien fundamentada precisamente su notoriedad, puede derivar en el efecto contrario: el ridículo y/o la impopularidad. Tal parece ser el caso de la firma Vegalsa - Eroski, empeñada en publicitarse en algunos medios mediante publirreportajes que unas veces invitan al sarcasmo y otras suscitan contradicciones, lo cual puede ser aún peor.

MUNDIARIO ha seleccionado tres ejemplos de la búsqueda de notoriedad, todos ellos recientes, protagonizados por Vegalsa - Eroski, que convirtió en noticia de prensa la entrega de ¡600 euros! en productos al Banco de Alimentos, en Ourense; se jactó de otra 'gran' donación de 348 kilos de productos, de la que dejó constancia gráfica en Lugo, y afloró sus Sannifiestas, controvertidas por sus niveles de grasas, hidratos y azúcares:

1) Eroski convirtió en noticia de prensa la entrega de ¡600 euros! en productos al Banco de Alimentos en Ourense. En otros casos, la compañía gallega de distribución alimentaria Vegalsa-Eroski consolidó datos de dos provincias y destacó que hizo entrega de ¡2.000 euros! en productos a los bancos de alimentos de Vigo y Ourense. A pesar de tratarse de cifras muy modestas para una gran compañía, organizó posados ante la prensa.

Esta política de Vegalsa-Eroski se debe a que la firma canaliza alimentos que son retirados de la venta en las tiendas por su proximidad a su fecha de caducidad o por considerar que tienen desperfectos en sus envases pero siguen siendo aptos para el consumo.

2) Lugo fue también objeto de la propaganda social de Eroski, ya que Vegalsa-Eroski presumió de haber entregado al Banco de Alimentos una aportación adicional de productos del 4 % sobre los 5.500 kilos recaudados por la entidad benéfica en los supermercados durante la campaña de diciembre de 2018.

De la gran donación, que asciende a 348 kilos de productos, quedó constancia gráfica en el almacén que el Banco de Alimentos de Lugo tiene en el Polígono Industrial O Ceao, protagonizada por la directora de Relaciones Institucionales, RSC y Cliente de Vegalsa - Eroski, Gabriela González, y la miembro del departamento de RSC Nerea Altair Quintela.

3) Vegalsa - Eroski, las Sannifiestas y las grasas. Esta firma también tiene un plan de actividades de ‘Come Rico, Vive San’ que incluye en su programa "talleres de alimentación saludable" para adultos, mientras que para los más pequeños organiza en su red de establecimientos los llamados talleres ‘Pan e Queixo, saben a beixo’, en colaboración con un proveedor de queso y otro de pan, "para trasladarles la importancia del origen de lo que consumen, especialmente en el caso de los productos frescos". Organizan las llamadas Sannifiestas en colegios de Galicia para trasladar a las aulas "de manera didáctica y divertida" la importancia de los hábitos de vida "saludables".

En concreto, el queso de la marca que utilizan como partner tiene la siguiente información nutricional por 100 gramos: valor energético, 337 kilocalorías; grasas 27 g., de las cuales, saturadas 18 g; hidratos de carbono 1 g., de los cuales azúcares 0,5 g.; proteínas 18,0 g. y sal 1,2 g. Sean o no "saludables" este tipo de valores en grasas, hidratos y azúcares, hay centros de enseñanza de Galicia donde, en el patio, se les hizo entrega a los niños de un panecillo y un trozo de queso. @mundiario