Buscar

MUNDIARIO

Por qué nunca, nunca, jamás debes volver a tomar café con el estómago vacío

Tomar café tiene muchos beneficios para la salud pero debes tener cuidado de no tomarlo con el estómago vacío. Para empezar, el café puede afectar seriamente tu sistema digestivo. Confía en nosotros, simplemente no vale la pena sufrir los efectos secundarios.

Por qué nunca, nunca, jamás debes volver a tomar café con el estómago vacío
Mujer tomando café. Nowloss.
Mujer tomando café. Nowloss.

Sara Rada

Periodista.

Para la mayoría de nosotros, obtener nuestra dosis de café en la mañana es una necesidad absoluta. Después de todo, no hay mejor reloj de alarma que una taza caliente de nuestro brebaje favorito. Cabe destacar que ni siquiera tienes que sentirte culpable por tu hábito diario; tomar café tiene muchos beneficios para la salud, como proteger tu cerebro de la demencia, pero debes tener cuidado de no tomarlo con el estómago vacío.

¿Por qué?

Para empezar, el café puede afectar seriamente tu sistema digestivo. Todo ese brebaje impulsará la producción de ácido en el estómago, y si aún no has comido algo, el ácido podría dañar el revestimiento de tu estómago y causar indigestión y acidez estomacal. Ojo, esto también aplica para el café descafeinado.

Pero ese no es el único riesgo, pues tomar café con el estómago vacío puede causarte nerviosismo, temblores y otros efectos de abstinencia, incluidos los cambios de humor. También puede aumentar los síntomas de ansiedad, así como aumentar la frecuencia cardíaca, la irritabilidad y la incapacidad para concentrarte.

Además, tomar una taza de café a primera hora de la mañana en realidad sabotea tu ritmo circadiano. Esto es lo que queremos decir: tu reloj interno libera una hormona llamada cortisol cuando te despiertas, lo que te hace sentir alerta y con energía. Sin embargo, al contrario de lo que podrías esperar, la investigación ha demostrado que el consumo de café en realidad disminuye los niveles de cortisol.

¿Traducción? La mayoría de las veces, ese levantamiento temprano en la mañana será contraproducente, lo que hará que te sientas más dormido. En su lugar, intenta preparar una taza de café a la mejor hora del día para tomar café.

Por supuesto, algunas personas han consumido café con el estómago vacío durante años y se han sentido completamente bien. Si eso aplica para ti, entonces por todos los medios, ¡continúa bebiendo! Pero para todos los demás, lo recomendable es combinar tu dosis de cafeína con un abundante desayuno, o al menos un bocadillo si tu barriga no es ruidosa.  @mundiario