Buscar

MUNDIARIO

Los niños tienen más probabilidades de comer sano después de ver programas de cocina saludable

Según un nuevo estudio, esto podría representar una alternativa prometedora para los niños que aprenden comportamientos de alimentación saludable. 

Los niños tienen más probabilidades de comer sano después de ver programas de cocina saludable
Niño comiendo y viendo TV. Stocksy.
Niño comiendo y viendo TV. Stocksy.

Sara Rada

Periodista.

Los programas de televisión que ofrecen alimentos saludables pueden ser un ingrediente clave para llevar a los niños a elegir alimentos más saludables ahora y en la edad adulta. Un nuevo estudio publicado en el Journal of Nutrition Education and Behavior, publicado por Elsevier, descubrió que los niños que vieron un programa de cocina orientado a los niños con alimentos saludables tenían 2,7 veces más probabilidades de elegir alimentos saludables que aquellos que vieron un episodio diferente del mismo espectáculo con comida poco saludable.

Los investigadores pidieron a 125 niños de 10 a 12 años, con el consentimiento de los padres, en cinco escuelas de los Países Bajos que vieran 10 minutos de un programa de cocina de televisión pública holandesa diseñado para niños, y luego les ofrecieron una merienda como recompensa por participar. Los niños que vieron el programa saludable tenían muchas más probabilidades de elegir una de las opciones de refrigerios saludables (una manzana o unos trozos de pepino) que una de las opciones poco saludables: un puñado de papas fritas o un puñado de mini-pretzels salados.

"Los resultados de este estudio indican que los programas de cocina pueden ser una herramienta prometedora para promover cambios positivos en las preferencias, actitudes y comportamientos relacionados con los alimentos de los niños", dijo el autor principal, Frans Folkvord de la Universidad de Tilburg, Tilburg, Países Bajos.

Este estudio se realizó en las escuelas infantiles, lo que podría representar una alternativa prometedora para los niños que aprenden comportamientos de alimentación saludable. Investigaciones anteriores han encontrado que los jóvenes tienen más probabilidades de comer alimentos ricos en nutrientes, incluidas frutas y verduras, si participaron en la preparación del plato, pero la dependencia moderna de los alimentos preparados y la falta de modelos de los padres en la preparación de alimentos frescos han llevado a un caída en las habilidades de cocina entre los niños.

"Proporcionar educación nutricional en entornos escolares puede tener una influencia positiva importante en el conocimiento, las actitudes, las habilidades y los comportamientos de los niños", dijo el Dr. Folkvord.

Este estudio indica que la prominencia visual de las opciones más saludables, tanto en la elección de alimentos como en el tamaño de las porciones en los programas de cocina de televisión, lleva a los espectadores jóvenes a desear esas opciones más saludables y luego a actuar sobre esos antojos.

El efecto que la exposición a opciones más saludables tiene en los niños está fuertemente influenciado por los rasgos de personalidad. Por ejemplo, los niños a los que no les gustan los alimentos nuevos tienen menos probabilidades de mostrar un mayor deseo de opciones más saludables después de ver un programa de televisión con alimentos más saludables que un niño que disfruta probar nuevos alimentos. Sin embargo, a medida que crecen, comienzan a sentirse más responsables de sus hábitos alimenticios y pueden recurrir a la información que aprendieron cuando eran niños. Los investigadores creen que esto puede indicar que ver programas con opciones más saludables puede tener un impacto positivo en el comportamiento de los niños, incluso si se retrasa por la edad.

"Las escuelas representan la forma más efectiva y eficiente de llegar a una gran parte de una población objetivo importante, que incluye a los niños, al personal escolar y a la comunidad en general", comentó el Dr. Folkvord. "El modelado positivo entre compañeros y maestros puede alentar a los estudiantes a probar nuevos alimentos por los que mostraron desagrado anteriormente".

Los malos hábitos alimenticios durante la infancia y la adolescencia tienen múltiples efectos negativos en varios indicadores de salud y bienestar, incluido el logro y mantenimiento de pesas saludables, patrones de crecimiento y desarrollo, y la salud dental.   @mundiario