Lo necesitabas: 5 maneras fáciles de rallar un limón

Cáscara de limón. RR SS
Cáscara de limón. RR SS

El rallador de queso no es el único capaz de hacer el mismo truco por el limón. Infunde platos con un sabor vibrante con estas opciones. 

Lo necesitabas: 5 maneras fáciles de rallar un limón

La ralladura de limón, virutas de la parte más externa de color amarillo brillante de la cáscara, es extremadamente versátil, y una pequeña pizca ayuda mucho a agregar un toque de sabor a un plato.

Debido a que la ralladura contiene los aceites esenciales de la cáscara, proporciona sabores brillantes aún más intensos que el jugo, sin la acidez que frunce los labios. La ralladura de limón puede realzar instantáneamente productos horneados, yogur, aderezos para ensaladas, pasta, salsas para pan, alioli y mucho más con un sabor brillante y picante.

Antes de rallar un limón, deberás lavarlo bien. Algunos limones del supermercado vienen cubiertos con una cera de calidad alimentaria. No es necesario quitar la cera, pero si lo deseas, puedes disolverla con agua hirviendo sobre los limones y frotándolos con un cepillo para verduras.

Existen múltiples herramientas que puedes usar para rallar un limón o cualquier otra fruta cítrica. A continuación se detallan las instrucciones sobre cómo utilizar cada uno de ellos.

1. Rallador microplane

Gracias a sus cuchillas ultrafinas, este tipo específico de rallador de mano te permite raspar la piel del limón en trozos mucho más finos que un rallador tradicional. 

2. Rallador de cítricos

Fiel a su nombre, esta herramienta fue hecha específicamente para rallar frutas cítricas. Un rallador de cítricos produce cintas de cáscara un poco más largas que el microplane, lo que lo convierte en la opción ideal para decorar productos horneados.

3. Rallador tradicional

Esta herramienta de cocina común no es solo para rallar queso, también se puede usar para rallar cítricos. Sin embargo, tendrás que usar el lado con los agujeros más pequeños, o el rallador cortará demasiado el limón y atrapará la médula.

4. Pelador de verduras

Esta herramienta proporciona cintas más grandes de ralladura que son perfectas para decorar cócteles o para infundir sabor a limón en aceites y jarabes. También puedes picar o cortar en juliana las cáscaras de la ralladura de limón más finamente con un cuchillo.

Con un pelador de verduras deberás tener mucho cuidado de no aplicar demasiada presión para evitar llegar a la médula.

5. Cuchillo para pelar fruta

Si no tienes a mano ninguna de las herramientas antes mencionadas, también puedes usar un cuchillo de cocina para rallar un limón, pero asegúrate de que esté afilado.

Un consejo: no importa qué herramienta uses, ten en cuenta que no deberías rallar demasiado el limón porque la médula blanca justo debajo de la piel tiene un sabor amargo.

¿Puedes conservar la ralladura de limón?

Lo más recomendable es usar la ralladura de limón dentro de las 24 horas porque después puede comenzar a secarse y degradar su sabor.

Si decides almacenar un poco de ralladura sobrante, refrigérala en una bolsa de plástico con cierre hermético o en un recipiente hermético pequeño. También puedes cubrir el limón con una envoltura de plástico y guardarlo en el refrigerador después de haberlo rallado, pero ten en cuenta que se secará más rápido ya que ya no tiene su cáscara protectora más externa para retener el sabor y la humedad.

Para concluir

Si bien un rallador microplane es el método preferido del chef profesional para rallar un limón, hay una variedad de otras herramientas que funcionarán, incluido un rallador de cítricos, un pelador de verduras, un rallador y un cuchillo.

Cada rallador requiere su propia técnica y se adapta bien a diferentes tipos de recetas.  @mundiario

 

 

 

Lo necesitabas: 5 maneras fáciles de rallar un limón
Comentarios