Mesas refrigeradas, el complemento perfecto para la pastelería

Mesa de trabajo refrigerada. / Mikhail Nilov. / Pexels
Mesa de trabajo refrigerada. / Mikhail Nilov. / Pexels
El tipo de comida que ofreces marca una gran diferencia en el tipo de mesa que necesitas. A continuación, encontrarás algunas características para tener en cuenta
Mesas refrigeradas, el complemento perfecto para la pastelería

Las mesas refrigeradas son necesarias para cualquier servicio de alimentos que deba crear comidas, como pizzas, sándwiches, ensaladas o pasteles. Estas suelen estar equipadas con una base refrigerada y una zona de trabajo plana, así como con una tabla de cortar extraíble y un espacio para guardar las sartenes frías. La elección de una mesa de preparación depende del uso que le vayas a dar a la misma y tus necesidades concretas.

La compra de una nueva mesa refrigerada puede parecer una tarea desalentadora al principio. Hay docenas de marcas, modelos y tamaños disponibles. También hay que tener en cuenta qué tipo de mesa de preparación refrigerada funcionará mejor en tu cocina.

Por otro lado, las mesas refrigeradas deben estar diseñadas para adaptarse al flujo de trabajo de cualquier cocina para fomentar el rendimiento, la eficiencia y animar al personal a trabajar juntos. A continuación, te enseñamos cuales son las características principales que debes tener en cuenta al adquirir una mesa refrigerada para tu negocio.

Características de una buena mesa refrigerada

El tipo de comida que ofreces marca una gran diferencia en el tipo de mesa que necesitas. A continuación, encontrarás algunas características para tener en cuenta:

Una buena mesa debe tener un buen control de temperatura. Muchos modelos incluyen cajones refrigerados para almacenar los ingredientes de forma segura y a distintas temperaturas.

Tanto si buscas un diseño estándar como un modelo personalizado que se adapte exactamente al espacio que necesitas, tu mesa refrigerada debe tener el diseño exacto para aumentar la eficiencia y la productividad en tu cocina. Una mesa grande puede ser un regalo del cielo en algunas cocinas que tienen muchos ingredientes delicados, y puede ayudar a dirigir el flujo de trabajo. Sin embargo, una mesa de tamaño incorrecto puede afectar negativamente a la eficacia y rapidez de tu cocina.

La mayoría de las mesas refrigeradas incluyen una tabla de cortar de polietileno blanco, junto con clavijas para mantenerla en su sitio, pero hay que tener en cuenta que no siempre es así. A menudo hay mejoras opcionales para las tablas de cortar, como modelos de madera y plástico o tablas de polietileno adicionales que pueden adquirirse posteriormente.

Una mesa de preparación con frío debe ser fácil de limpiar. Cuando se fabrica con los materiales adecuados y se utiliza el diseño correcto, esto no solo aumentará la eficiencia de la creación de alimentos, sino que también aumentará la eficiencia cuando se limpie.

Independientemente del tipo de mesa de preparación refrigerada que adquieras, todas tienen sus propias ventajas. Las mesas de preparación más pequeñas y compactas ocupan menos espacio, por lo que son ideales para establecimientos pequeños. La inversión en mesas refrigeradas más grandes se adaptará mejor a un local de mayor tamaño.

Las mesas refrigeradas también son ideales para contener ingredientes y alimentos preparados, por lo que el tamaño de tu mesa determina la cantidad de espacio refrigerado que habrá para mantener seguros los ingredientes que necesitan permanecer fríos.

Mesas refrigeradas, el complemento perfecto para la pastelería
Comentarios