Las mejores meriendas para cuando estás tratando de reducir el sodio

Ansiedad durante la dieta. / RR SS
Ansiedad durante la dieta. / RR SS

Lo más probable es que estés comiendo demasiada sal, y la mayor parte proviene de alimentos envasados, no del salero de la mesa de tu comedor. 

Las mejores meriendas para cuando estás tratando de reducir el sodio

Canjea esos alimentos envasados por estos refrigerios saludables bajos en sal que no afectarán tu presupuesto diario de sodio.

1. Manzanas con mantequilla de maní

Las manzanas con mantequilla de maní pueden ser excelentes refrigerios dietéticos bajos en sal, pero debes asegurarte de una cosa: que el único ingrediente en el PB es el maní orgánico molido, sin sal agregada. Una cucharada de mantequilla de maní puede tener 0 mg de sodio, y una manzana mediana también tiene 0 mg. "La manzana te proporciona fibra y agua para hidratarte, y la mantequilla de maní te proporciona proteínas para saciarte.

2. Nueces sin sal

Las nueces son un poderoso luchador de enfermedades que probablemente ya tengas en tu despensa. Una porción de un cuarto de taza de almendras tostadas secas sin sal agregada tiene solo 2 mg de sodio, por lo que las almendras son excelentes meriendas dietéticas. 

Las nueces y las semillas son una merienda saludable para el corazón cuando se comen con moderación, proporcionando a tu cuerpo grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas. Elige la variedad sin sal y cómelas solas o mezclados con yogurt para obtener un sabor crujiente.

3. Palomitas de maíz

Las palomitas de maíz son un excelente refrigerio integral, siempre y cuando evites las de mantequilla y sal. Opta por palomitas de maíz caseras. Con solo 1 mg de sodio por taza, puedes comer esta merienda baja en sal sin ningún problema. Este tipo de palomitas de maíz tiene pocas calorías (solo 31 calorías por taza) y no contiene aceites malos que puedan aumentar el consumo de grasas. En lugar de sal, intenta agregar hierbas o levadura nutricional, que tiene un sabor a mantequilla pero en realidad no contiene lácteos.

4. Edamame

Edamame solo sin toda esa sal agregada solo contiene 5 mg de sodio por taza. La soja es una gran fuente de proteínas, así como un poco de calcio, hierro y vitamina C. El edamame también es una fuente de proteína vegetal de primer nivel para las personas que no comen carne, lo que lo convierte en bocadillos dietéticos de primer nivel. 

5. Vegetales crudos y salsa de yogur griego

Las zanahorias y los palitos de apio son mucho más agradables cuando puedes sumergirlas en una salsa sabrosa, pero muchas salsas tienen un alto contenido de sal que rápidamente hace que la merienda no sea saludable. Cambia el aderezo ranch u otras salsas con alto contenido de sodio por una salsa a base de yogur griego para obtener el mismo sabor de relleno, pero menos sal. 

Una zanahoria mediana tiene 42 mg de sodio y muchas salsas a base de yogur griego pueden variar de 25 a 100 mg de sodio por porción. Si no te gustan las verduras, come tu yogur griego con un lado de bayas. Una porción de yogur griego contiene solo 50 a 70 mg de sodio, mientras que una enorme taza de bayas contiene 0 mg.

6. Fruta entera

La fruta es naturalmente baja en sodio, así que elige cualquier tipo que desees. Una variedad de frutas contiene 2 mg de sodio o menos, incluidas las fresas y los plátanos. Muchos también son ricos en potasio, lo que podría ayudar a combatir la presión arterial alta, un síntoma común de una dieta alta en sodio. 

7. Garbanzos asados

Los garbanzos asados ​​son una merienda rica en proteínas. Agrega aceite de aguacate o aceite de coco y mezcla con especias como el curry, el pimentón y el comino para darle sabor y un refuerzo antioxidante. Los garbanzos son excelentes meriendas de dieta baja en sal, ya que solo contienen 6 mg de sodio por media taza. Solo asegúrate de enjuagar los garbanzos enlatados antes de asarlos, ya que el líquido en el que vienen envasados ​​está lleno de sodio. 

Estos frijoles también son una gran fuente de fibra para ayudar a promover una buena digestión.

8. Chips de col

Mantente alejado de las versiones compradas en la tienda que pueden combinarse con sal, y hornea tus propios chips de col rizada adictivos. Toma una bolsa de col cruda, colócala en una capa en una bandeja para hornear galletas, aplica una ligera capa de aerosol vegetal y agrega las hierbas y especias de tu elección antes de hornear o asar a unos 350 grados durante 10 a 12 minutos. La col rizada es un superalimento naturalmente bajo en sal, con 11 mg de sodio por taza y dosis generosas de betacaroteno, vitaminas C y K y calcio, entre otros nutrientes clave. 

9. Batidos

Mezclar frutas y verduras enteras en lugar de empacadas es una excelente manera de mantener bajo el contenido de sal. Cuando mezcles los ingredientes en una licuadora, incluye alimentos como verduras de hoja verde, mantequilla de maní, fresas, plátano y aguacate, y mantendrás tu consumo de sodio por debajo de 20 mg, todo mientras ingieres proteínas, potasio y grasas saludables.   @mundiario

 

 

Las mejores meriendas para cuando estás tratando de reducir el sodio
Comentarios