Técnicas de cocina para gente sin tiempo: Meal prep y batch cooking

Captura de pantalla (3)
Meal prep. / Video del canal de YouTube Downshiftology
Cocina un día y come toda la semana de manera sana y variada con estas dos técnicas que quizás no conocías.
Técnicas de cocina para gente sin tiempo: Meal prep y batch cooking

Como muchas de las técnicas de cocina para ahorrar tanto tiempo como dinero, el “meal prep” y el “batch cooking” consisten en planificar bien. En este caso, pensar qué vas a comer esa semana y prepararlo todo con antelación y de una sentada. Los nombres en inglés pueden ser un obstáculo para entender al momento en qué consiste cada una de las dos propuestas, que son distintas aunque con varios puntos en común, así que empezaremos diferenciando en qué consiste cada una.

Cuando hablamos de batch cooking estamos hablando de cocinar en una sola sesión la comida para toda la semana, pues significa precisamente eso: cocinar por lotes. Se basa en el concepto de que, muchas veces, cocinar el doble de raciones no consume el doble de tiempo, y se puede aprovechar esto para ocupar la cocina una vez y tener alimentos preparados para varios días. Hacer arroz, por ejemplo, consume el mismo tiempo estés cocinando para uno que para cuatro, y aplicando la técnica del batch cooking, se puede incluso ahorrar en las facturas, pues solo se enciende la cocina una vez. Lo mismo ocurre con patatas que puedas hornear, o un salteado de verduras. Lo que consigues es estar menos horas en la cocina y maximizarlas para ahorrar tiempo entre semana.

¿Y cómo empiezo? Para empezar, piensa en qué alimentos sueles comer varias veces por semana, como pasta, patatas, quinoa, etc. No se trata de comer arroz con pollo todos los días, sino de tener suficientes tuppers en la nevera preparados como para hacer un plato distinto cada día sin tener que encender la cocina. Por esto precisamente es importante pensar bien en distintas combinaciones y platos compensados que compartan ingredientes. Un truco para mantener el ritmo a largo plazo sin llegar a la monotonía o quedarse sin ideas es pensar tres o cuatro menús semanales e ir rotándolos periódicamente, automatizando todavía más el proceso si quedarte sin recetas es algo que te preocupa. De todos modos más adelante te dejaremos algunas ideas que te podrían gustar.

Una vez escogidas las preparaciones, lo ideal es hacer la compra el sábado y cocinar el domingo, de modo que se usan ingredientes frescos y que aguanten el máximo de tiempo posible en el frigorífico. Dedica unas horas a cocinarlo todo a tu gusto, escoge un tupper para cada cosa (ten en cuenta que los de cristal para muchos ingredientes funcionan mejor si van a estar refrigerados varios días) y haz tus lotes.

También puedes congelar algunas de las preparaciones si así aguantan mejor varios días en buen estado, y aquí es donde entra el “meal prep”. Como decíamos, es una técnica similar, pues cocinas para toda la semana de una sola sentada; la diferencia es que con esta otra propuesta es que a la hora de guardarlo lo haces ya en raciones individuales, montando el plato en el tupper y guardándolo así. Con el batch cooking, cada día tendrías más flexibilidad para pensar qué te apetece más mezclar, mientras que con el meal prep, quizás puedas incluso ahorrar un tiempo extra cogiendo el tupper y yéndote al trabajo directamente. Las dos son propuestas muy prácticas, es cosa de cada uno ver cuál se adapta mejor a su día a día: ¿prefieres dedicar un poco más de tiempo cuando lo prepares en dividir los alimentos en raciones, o prefieres usar ese tiempo cada día en pensar cómo combinarlos?

Meal prep. / Swell. / unsplash

Meal prep. / Swell. / unsplash

El batch cooking y el meal prep llevan años poniéndose en práctica en muchos hogares, pero las redes sociales y los creadores de contenido los han elevado a un nuevo nivel de popularidad al compartir en vídeos y posts de Instagram sus trucos. Antes hablábamos de recetas y consejos; bien, para empezar, intenta que tus raciones preparadas, si usas la técnica del meal prep, o entre tus tuppers, si prefieres el batch cooking, haya cierto equilibrio entre los grupos de alimentos. Es decir, igual que ahora en tus platos hay carne, verduras y hortalizas, hidratos de carbono y lácteos, trata al pensar en el menú de la semana que cuentes con todas esas opciones. En cuanto a recetas que te pueden gustar, no olvides lo práctico que puede ser tener una crema de verduras o algo de caldo en el congelador a los que les puedas añadir picatostes de pan en el momento de comértelos o fideos, por ejemplo, en el caso del caldo. Del mismo modo que muchas veces compramos verduras congeladas ya cortadas, puedes hacer lo mismo pero cocinándolas tú, que siempre es más sano y aporta tu toque personal a tus platos.

Si tienes niños y poco tiempo, o un trabajo que limita la posibilidad de cocinar cada día, tanto con el meal prep como con el batch cooking ahorrarás tiempo, dinero, e incluso desperdiciarás menos alimentos, pues saber exactamente qué vas a cocinar agiliza la compra y evita que te lleves a casa cosas que no utilizarás y se estropearán antes de que las puedas aprovechar. @mundiario

Técnicas de cocina para gente sin tiempo: Meal prep y batch cooking
Comentarios