La hostelería sigue en precario

Un restaurante. / M. José Zambrano
Un restaurante. / M. José Zambrano

Tras la publicación en el BOE hay que lamentar que  básicamente para la hostelería todo sigue igual a lo ya ordenado la semana pasada, y que el único cambio es la exclusión del municipio de Totana en Murcia para el avance de ésta a la fase 2.

La hostelería sigue en precario

La hostelería y la restauración, que aspiraban a un aumento cuantitativo de aforo, tanto dentro y por supuesto fuera en las terrazas, han visto frustradas de un  golpe sus aspiraciones. Está claro que el Ejecutivo de Sanchez no llega  nunca a  las expectativas de éste sector tan delicado en éstos momentos. Esto quiere decir que continuamos bajo las mismas normas de la orden 414/2020, para la fase 2, del pasado fin de semana que son básicamente:

> Apertura al público, de la zona interior del local, siempre que no se supere el 40% de su aforo, y continúa con el 50% del aforo en la terraza, siempre  cumpliéndose  las medidas establecidas en esta orden.

> El consumo dentro del local únicamente podrá realizarse sentado en mesa. Prohibido en la barra. Se dispondrá de papelera en la entrada del local.

> Se puede encargar  comida y bebida para llevar en el propio local.

> Deberá asegurarse el mantenimiento de la distancia física de dos metros entre las mesas, permitiendo que se respeten la distancia mínima de seguridad interpersonal.

> La distancia entre camarero  y cliente durante todo el proceso de atención al público será de al menos un metro cuando y siempre  elemento de protección: mascarilla (orden SND 422/2020).

> Se deberám poner a disposición del público dispensadores de geles hidroalcohólicos o desinfectantes virucida (registrados por el Ministerio de Sanidad) en la entrada del establecimiento.

> Prescindir  de cartas de uso común, así como productos de autoservicio como servilleteros, palilleros, vinagreras…,  priorizando monodosis. Se priorizará las mantelerías de un sólo uso.

> El uso de los aseos por los clientes estará  permitido con  una ocupación máxima de una persona. Deberá reforzarse la limpieza y desinfección de los referidos aseos garantizando siempre el estado de salubridad e higiene de los mismos.

> Entre un cliente y otro se deberá garantizar la limpieza y desinfección del equipamiento, en particular mesas, sillas, así como cualquier otra superficie de contacto.

> El cliente debe priorizar el pago con tarjeta.

> La limpieza y desinfección del local es un punto prioritario en las normas que debe cumplir la hostelería y restauración, punto vital en la desescalada.

Es la responsabilidad del gerente del local que  debe asegurar que se adoptan las medidas de limpieza y desinfección adecuadas a las características e intensidad de uso del  establecimiento. En las tareas de limpieza se prestará especial atención a las zonas de uso común y a las superficies de contacto más frecuentes como pomos de puertas, mesas, muebles, pasamanos, suelos, teléfonos, perchas, y otros elementos de similares características.

María José Zambrano. / Mundiario

María José Zambrano. / Mundiario

El sector está esperando ya con ansias las normas para la fase 3, en la que esperan   que el  aforo tanto de terraza, que al estar al aire libre tiene menos posibilidades de contaminación, como de salón interior vayan aumentando en porcentaje, dentro siempre del cumplimiento de las medidas higiénicas y de seguridad.

Con la capacidad  actual y entrando el verano es penoso el reflote del sector. Insisto en la importancia de que los hosteleros unan criterios  y  defiendan  ante el Gobierno un mayor aforo en los locales. Para cualquier duda, y como consultora en higiene y seguridad alimentaria en el sector de la hostelería y restauración, intento ayudar y formar a todo el personal en las nuevas normas de estas fases desde www.brozam.es @mundiario

La hostelería sigue en precario
Comentarios