¿Te has perdido en el supermercado? Un nuevo estudio explica por qué ocurre

supermercados-regionales-coronavirus
supermercados-regionales-coronavirus

Un nuevo estudio sugiere que el cerebro diferencia entornos muy similares, como dos tiendas de la misma cadena de supermercados, como si fueran incluso más diferentes que dos lugares que no se parecen en nada.

¿Te has perdido en el supermercado? Un nuevo estudio explica por qué ocurre

Imagina que estás caminando por una cadena de supermercados en dirección a la sección de lácteos. Lo has hecho un millón de veces: giras a la derecha en la entrada y pasas por dos docenas de pasillos de sopas enlatadas, pastas en caja y otros alimentos básicos. Las filas de refrigeradores deberían estar al fondo, pero después recuerdas que estás en el supermercado del otro lado de la ciudad, no en el de tu casa. Todo se ve igual, pero la ubicación de la sección de productos lácteos está cambiada y estás en el extremo equivocado de la tienda.

Los investigadores han luchado durante mucho tiempo para aprender cómo el cerebro recuerda los entornos espaciales, especialmente aquellos que son similares, como dos tiendas de la misma cadena de supermercados, y cómo el cerebro evita la confusión, o no.

Un nuevo estudio realizado por psicólogos de la Universidad de Arizona sugiere que el cerebro puede tratar entornos similares como si fueran incluso más diferentes que un par de entornos que no tienen nada en común. Los científicos del cerebro conocen el concepto como "repulsión".

"Hasta nuestro estudio, no sabíamos cómo el cerebro podría diferenciar esas cosas", dijo el autor principal del estudio Arne Ekstrom, profesor de psicología en la Facultad de Ciencias que dirige el Laboratorio de Cognición Espacial Humana de Arizona en EE UU. 

Los hallazgos podrían eventualmente ayudar a los científicos a comprender mejor por qué condiciones como el accidente cerebrovascular y la enfermedad de Alzheimer causan síntomas como desorientación y mala memoria espacial.

"Las implicaciones aquí serían que tal vez este mecanismo de repulsión neuronal es algo que podría verse afectado con el envejecimiento. Si comprendemos los mecanismos por los que funcionan los cerebros jóvenes y sanos, tal vez podamos comprender mejor algunas de las cosas que van mal con las enfermedades neuronales y el envejecimiento",  dijo Ekstrom. 

Tres ciudades virtuales, nueve tiendas virtuales

Los 27 participantes del estudio vieron un video animado desde la perspectiva de alguien que camina por tres ciudades virtuales. Las ciudades parecían casi idénticas: cada una incluía un campo verde circular con una tienda en el centro, y otras seis tiendas estaban espaciadas alrededor del borde de la ciudad.

Las tiendas estaban todas en el mismo lugar en cada ciudad, pero no todas las ciudades tenían las mismas tiendas. Se pueden encontrar tres tiendas en el mismo lugar en las tres ciudades, otras tres tiendas solo se podían encontrar en dos ciudades, y cada ciudad tenía una única tienda.

Los videos llevaron a los participantes a una caminata virtual desde la tienda en el centro hasta cada una de las otras tiendas en cada ciudad. Después, se les pidió a los participantes que memorizaran dónde estaba cada tienda en cada ciudad, dónde estaban las tiendas en relación entre sí y cuánto tiempo les tomaba caminar entre ciertas tiendas. Pudieron revisar los videos hasta que sintieron que habían memorizado los diseños de las tres ciudades.

Después se les preguntó a los participantes sobre la distribución de las ciudades, como qué tiendas estaban en qué ciudades y qué tan alejadas estaban las tiendas entre sí. Esta tarea resultó ser un desafío considerando cuán similares eran las ciudades, dijeron los investigadores.

Aquellos que obtuvieron al menos un 80% en su prueba vieron los videos y respondieron las preguntas nuevamente, pero esta vez dentro de un escáner de resonancia magnética en el Instituto BIO5 de UArizona, que tomó imágenes de los cerebros de los participantes, lo que permitió a los investigadores rastrear la actividad cerebral durante las tareas. 

Los patrones de actividad cerebral que observaron los investigadores a menudo eran muy similares entre sí, ya que las ciudades en sí eran muy similares.


Quizá también te interese: 

Un equipo científico descubre cómo el cerebro procesa información fuera de contexto


Sin embargo, cuando se les preguntó a los participantes sobre las tiendas que aparecieron en más de una ciudad, su actividad cerebral fue sorprendentemente diferente, lo que indica que los cerebros de los participantes estaban tratando las mismas tiendas compartidas entre las ciudades como si fueran incluso más diferentes que dos tiendas que eran, de hecho, completamente diferente.

Los hallazgos de los investigadores sugieren que así es como nuestros cerebros caminan por una delgada línea entre el aprendizaje de nueva información sin usar el poder cerebral limitado para volver a aprender procesos o experiencias similares que ocurren todos los días.

Como ejemplo, Ekstrom señala una visita a un restaurante. Hay muchos aspectos de salir a cenar que siempre serán los mismos: estar sentado, pedir comida y esperar la comida. Pero la cena con una pareja romántica sería muy diferente a una cena con un compañero de trabajo.

"Ese es el desafío para el cerebro: muchas cosas en nuestra vida diaria son similares, por lo que no hay razón para usar nuestros recursos limitados para volver a aprender experiencias muy similares. Pero al mismo tiempo, hay cosas en nuestra vida diaria que tenemos que tratar como diferentes para poder aprender",  dijo Ekstrom. 

Más hallazgos

El estudio también refuerza el apoyo a una teoría sobre dónde el cerebro almacena información sobre las similitudes entre dos entornos. El estudio muestra que esta información puede mantenerse en la corteza prefrontal, una sección cerca de la parte frontal del cerebro que gestiona funciones complejas como la planificación y la toma de decisiones.

Otra teoría ha sostenido que esta información se almacena en el hipocampo, la parte del cerebro que juega un papel importante en la memoria y los espacios de navegación. Los seres humanos tienen dos hipocampos, cada uno de los cuales mide aproximadamente un centímetro de largo, ubicados a cada lado del cerebro cerca de las orejas.

Una habitación en el laboratorio de Ekstrom eventualmente se convertirá en un espacio de realidad virtual donde los investigadores pueden crear un supermercado virtual para estudiar cómo los adultos mayores o aquellos en riesgo de Alzheimer navegan y aprenden nuevos espacios. Las herramientas de video y realidad virtual se han utilizado durante mucho tiempo en el laboratorio de Ekstrom para estudiar la navegación espacial y la memoria.

El trabajo se basa en los métodos que se usaron en la investigación de la neurociencia en China antes de unirse al laboratorio de Ekstrom en 2019 para estudiar la cognición espacial.

Li Zheng, un becario postdoctoral en el laboratorio de Ekstrom, dirigió el estudio que fue publicado en la revista Nature Communications.  @mundiario

 

 

¿Te has perdido en el supermercado? Un nuevo estudio explica por qué ocurre
Comentarios