Buscar

MUNDIARIO

Sí, has estado cortando el pastel de la manera incorrecta toda tu vida

Resulta que cortar el pastel es toda una ciencia.

Sí, has estado cortando el pastel de la manera incorrecta toda tu vida
Pastel Red Velvet. / Pexels.com.
Pastel Red Velvet. / Pexels.com.

Firma

Sara Rada

Sara Rada

La autora, SARA RADA, es colaboradora de MUNDIARIO. Comunicadora social venezolana, ejerce como redactora creativa y productora audiovisual en distintos medios digitales internacionales. @mundiario

Los humanos han usado las matemáticas durante mucho tiempo para explorar los grandes misterios del universo. ¿Qué pasa si divides algo entre cero?, ¿qué tan grande, exactamente, es el infinito?, ¿qué pasaría si compraras un pastel y no comieras todo en una sola sesión? Suena ridículo, lo sabemos.

Al responder a estas preguntas, los matemáticos británicos detrás del canal de YouTube Numberphile se han topado con un hecho sorprendente: hemos estado cortando mal el pastel durante más de 100 años. Resulta que el método clásico de cortar rebanadas en forma de cuña, comenzando desde el centro del pastel e irradiando hacia un borde, está completamente mal. El problema con este método: cada rebanada que haces deja dos caras del delicioso interior del pastel completamente expuestas a los elementos. Si se deja un pastel expuesto en el refrigerador, las dos caras se secan y quedan rancias durante la noche. 

Entonces, ¿cuál es la forma correcta de cortar un pastel circular? 

La respuesta proviene de un número de la revista Nature publicado en diciembre de 1906. El secreto de 110 años: cortar todo el pastel por la mitad y quitar una rebanada rectangular que abarque todo el diámetro del pastel. Como lo escribe el escritor y locutor Alex Bellos en el video de arriba, "ese es el mejor filete de ese pastel". El siguiente paso: cierra las dos mitades de tu pastel para que no quede ningún rastro del interior esponjoso durante la noche. Asegura tu pastel de nuevo tamaño con una banda elástica para máxima seguridad. En el segundo día, corta nuevamente el centro de tu pastel aún perfectamente circular, perpendicular al corte de ayer, y retira dos rebanadas maravillosamente rectangulares. Continúa cortando rectángulos de pastel de esa manera cada vez más pequeños cada día.   @mundiario