Gastrocultura y gastrosofía: rabas de Cantabria

Pulpo, calamares, croquetas y ensalada
Pulpo, calamares, croquetas y ensalada. / RR SS.
Pon un nombre a una realidad, ya lo indicaba El Génesis, y esa realidad en cierto modo se transforma, el nombre es rabas, la esencia es trozos de calamares fritos en diversas formas.
Gastrocultura y gastrosofía: rabas de Cantabria

Siempre me ha sorprendido la originalidad y esencialidad de lo humano; hace todo de manera diferente y lo diferente de forma semejante. Aquí, encontramos un ejemplo claro en los calamares, dispersos por toda la geografía, que se moldean, esculpen y pintan de distintas maneras, especialmente en la variedad de fritura.

Variedades en la preparación

Las rabas, como se conocen estos platos, pueden ser tanto un aperitivo como un plato principal o secundario. La gastronomía juega un papel diferenciador para atraer economía y turismo, lo que conduce a invenciones y modificaciones como las variedades de calamares a la romana, a la malagueña, o a la madrileña.

Tortillas de calamares

A veces, me pregunto si podrían existir las "tortillas de calamares", ya sea en la forma típica española de tortilla francesa, con huevos batidos y fritos añadiéndole calamares, o siguiendo la tradición española con trozos de calamares incorporados a la tortilla de patatas y huevos.

La variante cántabra de las rabas

En la variedad cántabra de las rabas, los ingredientes incluyen calamar, leche, un vaso (porque se sumerge unas horas antes en dicho líquido), harina de garbanzos (típica de la zona), y sal. Es importante considerar el entorno de consumo, ya que influye en la experiencia gastronómica.

Reflexiones sobre el pasado

Reflexionando sobre el pasado, se plantea cómo habrían sido las recetas prehistóricas de los seres vivientes marinos, como los calamares y los pulpos. La gastronomía no solo es un acto de alimentación, sino también una filosofía moral vinculada a la alimentación, conocida como gastrosofía.

La comida como fuente de esperanza

La comida, además de ser necesaria para la supervivencia, puede ser una fuente de alegría y esperanza para el corazón humano, especialmente en tiempos difíciles. Las buenas rabas, disfrutadas con calma y contemplando el mar o el viento, pueden ser un motivo para seguir adelante y encontrar la belleza en los sabores, colores y aromas de los alimentos. @mundiario

Comentarios