La fruta cargada de antioxidantes que apenas se consume en España

Grosellas negras. / Pixabay
Grosellas negras. / Pixabay

Cada vez son más los estudios que indican los beneficios de la ingesta de grosellas negras, especialmente los efectos de sus propiedades antioxidantes.

La fruta cargada de antioxidantes que apenas se consume en España

La grosella tiene muchas propiedades medicinales. Tradicionalmente, el almíbar que se elabora con jugo hervido con azúcar se utiliza para tratar los dolores de garganta y eliminar la fiebre, pero las grosellas negras también son una fuente importante de vitaminas y tiene otros beneficios.

La popularidad de las grosellas negras se debe a que son ricas en ácidos orgánicos, aceites esenciales, micro y macronutrientes, además de ser ricas en vitamina C. Aunque su sabor es acido, cuando maduran, se vuelven un poco más dulce.

Propiedades de las grosellas negras

Se tiende a consumir en jaleas, jarabes y confituras, sin embargo, estas bayas aportan otros beneficios al organismo.

  • Un antiinflamatorio efectivo: las inflamaciones pueden ser la causa de enfermedades cardiovasculares, renales y hepáticas. También pueden concurrir con otras enfermedades, como la artritis, trastornos neurodegenerativos y demencia, entre otras. Por ello, es importante consumir alimentos ricos en compuestos antiinflamatorios. Las grosellas negras contienen antocianinas, las cuales son un tipo de polifenoles que suprimen la activación de componentes inflamatorios.
  • Mejora la digestión: las bayas son abundantes en flavonoides, los cuales ayudan a relajar el músculo liso. Por ello, las grosellas podrían inhibir los espasmos intestinales.
  • Mejora la salud de los riñones: las grosellas ayudan a prevenir trastornos renales, gracias a que protegen a los riñones de inflamaciones e infecciones.
  • Niveles más bajos de colesterol: para ello son importantes las dietas ricas en antocianinas, es decir, para eliminar el colesterol LDL, o el colesterol malo.
  • Es antidiabético: gracias a las antocianinas, las cuales ayudan a mejorar la sensibilidad a la insulina.
  • Previene los trastornos oculares: dado que aumentan el flujo sanguíneo en los nervios ópticos.
  • Mejora el aspecto de la piel: sobre todo las enfermedades cutáneas asociadas con la inflamación. En este caso, el aceite de las semillas ayuda a suprimir los mediados de inflamación en la piel. @mundiario

 

La fruta cargada de antioxidantes que apenas se consume en España
Comentarios