Buscar

MUNDIARIO

Esto es lo que revela tu pedido de café favorito sobre ti

¿Sabías que el tipo de café que bebes puede revelar secretos sobre tu personalidad y tu código genético?
Esto es lo que revela tu pedido de café favorito sobre ti
Mujer tomando café. Pexels
Mujer tomando café. Pexels

Sara Rada

Periodista.

Vamos al grano: 

1. Los bebedores de café negro son antisociales

La orden de café de cada persona es diferente. Una forma es simplemente tomarlo en negro. Para muchas personas, esta no es una opción atractiva porque ofrece un sabor demasiado amargo, pero también hay muchas personas que solo pueden tomar su café de esta manera, y se ha informado que esas personas tienden a ser más antisociales, narcisistas y, en ocasiones, incluso psicópatas. 

Un estudio de 2015 sugirió que las personas que prefieren los sabores amargos "están asociadas con rasgos relacionados con el lado más oscuro de la personalidad". Bien, tal vez no seas un psicópata con cuchillo si te gusta el café negro, pero tampoco puedes ser la persona más alegre y gregaria.

2. Los bebedores de espresso tienen un paladar más refinado

Ahora, si el café negro es amargo, el espresso multiplica enormemente ese sabor. Solo un pequeño trago de espresso puede ser muy amargo y muy intenso. Del mismo modo, la persona que lo bebe también puede tener una personalidad bastante intensa o audaz. Si tu pedido de café es espresso, puede significar que deseas asociarte con una clase social en particular o incluso que es pretencioso. Hay una gran cantidad de artículos que discuten el atractivo y la sofisticación del espresso e incluso ofrecen una guía sobre cómo beberlo de la manera adecuada. Las personas a menudo relacionan el espresso con viajar bien o tener un paladar más refinado. 

3. Los bebedores de café extra dulce son amigables

Los sabores amargos están asociados con personalidades antisociales, por lo que tiene sentido que ordenar un pedido de café dulce adicional signifique todo lo contrario. Si te gusta mucha leche, crema y/o azúcar en tu café (e incluso crema batida en la parte superior), la investigación sugiere que eres una persona más social. También significa que necesitas más comodidad que un bebedor de café negro. Estadísticamente, las personas tienden a comer y beber sustancias más dulces cuando están estresadas. 

4. Los bebedores de café con un poco de leche o azúcar están bien equilibrados

Si no te inclinas significativamente a un lado del espectro del café o al otro, entonces tus gustos son tan moderados como tu personalidad. Disfrutas el lado dulce de la vida y el lado amargo igualmente mezclado. Es probable que seas una persona más equilibrada que caiga en la categoría de promedio. 

5. Los bebedores de café saborizado toman riesgos

Si tiendes a tomar un café combinado con varios sabores, como caramelo, moka o frambuesa, es probable que tomes más riesgos. A las personas que prefieren el café mezclado y con sabor les gusta probar cosas nuevas y disfrutar de la aventura. Los cafés aromatizados y mezclados son los más creativos del mundo del café, por lo que los que los beben también son creativos e imaginativos.

6. Los bebedores descafeinados son cautelosos

Si tu pedido de café es descafeinado, estás pensando en cómo quieres evitar estar conectado toda la noche o tener inquietudes. Ordenar descafeinado es como tomar una medida preventiva. Quieres el sabor, pero no quieres los efectos. Básicamente, eres el tipo de persona a la que le gusta tener el control. Vas a tomar un café, pero no quieres que te saque lo mejor de ti o que afecte tu comportamiento.

7. Los bebedores de más de 4 cafés por día tienen un metabolismo alto

Investigadores de la Escuela de Salud Pública de Harvard y el Hospital Brigham and Women analizaron genomas de más de 100.000 personas para tener una idea biológica de nuestra relación con el café. Lo que encontraron fue que las personas que hacen múltiples pedidos de café cuatro o más tazas por día poseen ciertos genomas que están asociados con un mayor riesgo de adicción. También están genéticamente predispuestos a metabolizar más rápido, lo que explica por qué necesitarían tantas tazas por día para mantenerse.

8. Los bebedores de café instantáneo son procrastinadores

En el mundo de hoy, es difícil encontrar una persona que no se prepare café instantáneo. Siempre hay prisa por llegar a tiempo y optimizar la forma en que pasas tu tiempo, pero si eres el tipo de persona que se preparará una taza de café instantáneo incluso cuando estás relajado y tienes más tiempo libre, entonces eso podría significar que eres flojo. También podría significar que eres más un procrastinador que otros. La conclusión es que no deseas poner demasiado pensamiento o esfuerzo y no te importa hacer cosas (como hacer café) en el último minuto.   @mundiario