Buscar

MUNDIARIO

Esto es lo que la dieta carnívora le hace a tu microbioma

Las dietas altas en proteínas y bajas en carbohidratos son tendencia en este momento, por lo que probablemente no sea sorprendente que algunos se pregunten si son buenas para el intestino.
Esto es lo que la dieta carnívora le hace a tu microbioma
Carne roja. RR SS
Carne roja. RR SS

Sara Rada

Periodista.

Primero, ¿de qué va la dieta carnívora?

Es casi exactamente lo que parece: una dieta rica en carne que consiste en, bueno, carne, así como algunas otras proteínas como pescado y huevos. También encontrarás mantequilla, crema batida espesa y algunos quesos duros en la mezcla. Pero no hay legumbres, verduras o granos en esta dieta. De hecho, si la dieta paleo es baja en carbohidratos y la dieta ceto es muy baja en carbohidratos, entonces considera la dieta carnívora como una dieta sin carbohidratos.

¿En qué afecta a la salud intestinal?

Antes de profundizar en cómo la dieta carnívora y la salud intestinal funcionan juntas, si es que lo hacen, es importante que primero comprendas por qué es importante la salud intestinal.

Toda la salud comienza en el intestino, no se trata solo de la digestión. En los últimos años, el sistema inmunitario, el metabolismo, el equilibrio hormonal, el estado de ánimo, la función cerebral e incluso la expresión genética se han relacionado con la salud de nuestro intestino. Cuando las personas cuidan adecuadamente sus intestinos, su salud tiende a seguir. La enfermedad se revierte, o, mejor aún, se previene, y el cuerpo funciona de la manera prevista por la naturaleza. Te sientes lleno de energía y fuerte, y básicamente estás viviendo tu mejor vida.

Entonces, si esto es cierto, es importante saber qué determina un intestino sano. Afortunadamente, hay una respuesta de Rob Knight, profesor en la Universidad de California, San Diego y cofundador de The American Gut Project, que lo explica. Este innovador estudio de 2018 incluyó más de 15,000 muestras de microbiomas de más de 11,000 participantes humanos en 45 países. Es, con mucho, la base de datos más grande que conecta el microbioma intestinal con la dieta y el estilo de vida y, por lo tanto, la mejor herramienta para comprender estas conexiones.

Esto es lo que descubrieron Knight y los investigadores cuando analizaron su base de datos para determinar el determinante claro y más poderoso de un microbioma intestinal saludable: la diversidad de plantas en la dieta. Esto fue más importante que la edad, el género, la nación de origen e incluso la exposición reciente a antibióticos.

Las plantas y tu microbioma

Tiene sentido, ¿verdad? Cada fruta, verdura, grano entero, semilla, nuez y legumbre tiene una mezcla única de vitaminas, minerales y fitoquímicos (también conocidos como químicos curativos que se encuentran exclusivamente en las plantas). Algunos ejemplos son las antocianidinas antioxidantes en los arándanos para la memoria, el betacaroteno en las zanahorias para ojos sanos y el licopeno en los tomates para el corazón. Todos los colores que encuentras en las plantas son más que simples para la vista y son combustible para su salud.

Y espera, hay más: cuando hablamos de microbios intestinales, hay un nutriente más esencial que el resto, y es la fibra. La fibra prebiótica es alimento para tus microbios intestinales. Cuando se dan un festín, liberan ácidos grasos postbióticos de cadena corta (SCFA) que tienen efectos curativos en todo el cuerpo. Fortalecen los microbios intestinales buenos y debilitan a los malos inflamatorios. También cierran los agujeros en el colon que a menudo se denominan "intestino permeable", optimizan el sistema inmunológico, reducen el colesterol y regulan el azúcar en la sangre. Sin mencionar que los SCFA protegen a los humanos de asesinos como enfermedades cardíacas, derrames cerebrales y cáncer e incluso cruzan la barrera hematoencefálica para mejorar la función cerebral. En resumen, ¡son poderosos!

Pero solo hay una forma de obtener SCFA, y es a través de la fibra prebiótica, y solo hay un lugar donde puedes obtener fibra: ¡plantas! Sí, las plantas han arrinconado el mercado de fibra y SCFA. Hay algunos que afirman que puedes encontrar butirato, uno de los SCFA, en lácteos con alto contenido de grasa (como la mantequilla) o en un suplemento. Pero para dejar las cosas claras, el butirato ingerido no es lo mismo que el butirato producido por nuestros microbios. Cuando comes tu butirato, se absorbe casi de inmediato en el intestino delgado sin llegar al intestino grueso donde lo necesita. 

Bien, ¿y qué hay de la dieta carnívora?

A estas alturas, te estarás preguntando a dónde vamos con todo esto. Permítenos cerrarlo: ¿Recuerdas cómo la dieta de los carnívoros gira entorno a  carne, huevos y algunos lácteos? Sí, bueno, eso significa que puedes considerarlo como el extremo opuesto polar de una dieta basada en plantas y alimentos integrales.

Si has estado prestando atención, entonces sabes que hay un problema aquí. La investigación de alta calidad de uno de los principales científicos del planeta nos ha demostrado que el predictor más poderoso de la salud intestinal es la diversidad de las plantas en nuestra dieta. En este sentido, la dieta carnívora es de talla única, y no es una talla que desees. Literalmente, no podría tener menos diversidad vegetal que la dieta carnívora. 

Entonces, si crees que la fibra es crítica para la salud intestinal, entonces puedes aventurarte a adivinar qué tan buena es la dieta carnívora para la salud intestinal.

Por qué la dieta carnívora es mala para tu intestino

Aquí está lo hermoso: no tenemos que aventurarnos a adivinar cuando tenemos una investigación de alta calidad para darnos la respuesta. En un estudio de 2014, los investigadores monitorearon los cambios en el microbioma día a día durante cinco días en una dieta basada en alimentos integrales, vegetales versus cinco días en una dieta compuesta completamente de productos animales: carne, huevos y algunos lácteos. Podrías llamar a este último la "dieta carnívora", a pesar de que todavía no tenía un nombre

Esto es lo que sucedió cuando los participantes comieron solo productos animales:

- Cambios dramáticos en el microbioma en menos de 24 horas.

- Aumento del crecimiento de bacterias inflamatorias (Alistipes, Bilophila y Bacteroides) y disminución del crecimiento de bacterias antiinflamatorias (Roseburia, Eubacterium rectale y Ruminococcus bromii).

- Incrementos dramáticos en Bilophila wadsworthia, una bacteria fuertemente asociada con el desarrollo de enfermedades inflamatorias del intestino, como la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa.

- Niveles significativamente más bajos de SCFA butirato y acetato. (Duh!)

- Aumento de la resistencia a los antibióticos en el intestino.

- Producción de más sales biliares secundarias, que se sabe que causan cáncer de colon y de hígado.

Sí, en otras palabras, en solo cinco días con una dieta carnívora, el estudio reveló que el cuerpo humano comenzó a reemplazar las bacterias antiinflamatorias "buenas" con bacterias inflamatorias "malas", privó los intestinos de SCFA curativos y aumentó la base para la resistencia a los antibióticos, la enfermedad inflamatoria intestinal y el cáncer de colon. 

...Y nada de eso equivale a un intestino más saludable.  @mundiario