Buscar

MUNDIARIO

¿Qué es y cuáles son los beneficios de la alimentación consciente?

El término proviene del mindfulness, que consiste en prestar atención al momento presente, y lo mismo ocurre con la alimentación consciente en la que estamos atentos a los alimentos que consumimos.

¿Qué es y cuáles son los beneficios de la alimentación consciente?
Ensalada. / Pixabay
Ensalada. / Pixabay

La alimentación consciente, o mindfoodness como también es llamada, nos ayuda a alimentarnos de una mejor forma. Son muchas las enfermedades que pueden sobrevenir a una persona por medio de la ingesta de alimentos. Por ello, hoy día hay un movimiento que nos motiva a tomar conciencia sobre todo aquello que ingerimos.

El término proviene del mindfulness, que consiste en prestar atención al momento presente, y lo mismo ocurre con la alimentación consciente en la que estamos atentos a los alimentos que consumimos. Por ello, se supone que esta consciencia debe comenzar desde el mismo momento en el que estamos en el supermercado tratando de ver qué llevar a casa.

Esta alimentación consciente no se trata de una dieta para perder peso, ni nada parecido, sino al hecho de no introducir en nuestro organismo cualquier tipo de comida que pueda resultar perjudicial. Pensemos por un momento en la diabetes, por ejemplo, una de las tantas enfermedades provocada por una ingesta descontrolada de azúcares y, así como esta, existen muchas otras.

Con la alimentación consciente trataremos de hacer una lista en casa de todo aquello que podemos comprar y que no suponga una amenaza o riesgo para nuestra salud. Pues, es bien sabido que somos lo que comemos. Las comidas también son capaces de influir en nuestros estados de ánimo. Algunos alimentos nos pueden hacer sentir mejor, mientras que otros nos harán sentir irritados.

Este enfoque, por lo tanto, supone un balance entre la salud física y la emocional, de manera que podamos vivir en armonía.

Algunas recomendaciones para aplicar este tipo de alimentación pueden ser: comer despacio, dejando a un lado las prisas que impone la vida moderna y con la cual solo aumentamos estrés a nuestro cuerpo. También, es conveniente diferenciar esos momentos en los que tenemos hambre verdaderamente y aquellos en los que solo hay vacíos que se tratan de llenar con comida, y que a la larga terminan por convertirse en un problema de sobrepeso.  

Con la práctica de este tipo de alimentación también podemos ver nuestro cuerpo de forma más positiva e impedir que los trastornos alimentarios se apoderen de nosotros y nos causen daño. Por ello, la alimentación consciente supone un equilibrio en nuestra vida, así como una forma de amor propio en donde la comida sana es la primera en estar servida. @isbeliafarias90210 en @mundiario