El consumo de ajo y cebolla puede reducir el riesgo de cáncer de mama

Cebolla y ajo. RR SS.
Cebolla y ajo. / RR SS.

Un estudio ha revelado que estos dos ingredientes "son ricos en flavonoles y compuestos organosulfurados", unos compuestos que muestran propiedades anticancerígenas en humanos, así como en estudios experimentales con animales. 

El consumo de ajo y cebolla puede reducir el riesgo de cáncer de mama

Has leído bien: el consumo regular de ajo y cebolla puede reducir el riesgo de desarrollar cáncer de mama. Así lo ha dejado claro un estudio firmado por la Universidad de Bufalo y la Universidad de Puerto Rico que ha querido dar luz sobre las propiedades anticancerígenas que poseen estos alimentos. 

La investigación, que ha sido publicada en la revista Nutrition and cáncer y en la que participaron 314 mujeres con cáncer de mama y 346 sujetos de control, destaca que se centraron en el estudio de estos dos ingredientes ya que ambos "son ricos en flavonoles y compuestos organosulfurados". 

Esto significa que poseen unos compuestos que muestran propiedades efectivas para combatir la enfermedad en humanos, así como en estudios experimentales con animales, como S-alilcisteína, sulfuro de dialilo, disulfuro de dialilo y sulfóxidos de al(en)ilcisteína.

“Descubrimos que entre las mujeres puertorriqueñas, la ingesta combinada de cebolla y ajo, así como el sofrito, se asoció con un menor riesgo de cáncer de seno”, ha explicado el autor principal del informe, Gauri Desai.

En concreto, el análisis ha concluido que aquellas mujeres que suelen consumir ajo y cebolla en combinación (conocido en la nación caribeña como sofrito) al menos una vez al día, presentan un riesgo 67 veces menor de desarrollar la patología, en comparación con aquellas mujeres que nunca lo ingieren.

Los expertos han subrayado que eligieron Puerto Rico para su estudio porque cuenta con las tasas más bajas de este tipo de cáncer, “lo que lo convierte en una población importante para estudiar", afirma Desai. @mundiario 
 

El consumo de ajo y cebolla puede reducir el riesgo de cáncer de mama