Consejos de alimentación para niños con autismo

Niño caminando./ Theresa Schenk en Pixabay.
Niño caminando./ Theresa Schenk en Pixabay.

Hay ciertos alimentos que los padres deben restringir en la dieta de sus niños con autismo.

Consejos de alimentación para niños con autismo

No todos los alimentos están permitidos. A pesar de que el autismo no es considerado como una enfermedad ni una discapacidad, los niños que lo padecen sí deben contar con una alimentación diferente al resto de los niños, puesto que se ha comprobado que un 84 % de estos pacientes sufren de problemas gastrointestinales.

Cómo debe ser la dieta de un niño con autismo

Lo ideal es que la dieta sea balanceada, pero, sobre todo, que esté libre de alimentos que contengan gluten, una proteína que se encuentra en la cebada, el trigo y el centeno.

Además, se recomienda evitar la avena, pues, puede contener partículas de gluten, ya que son elaboradas en empresas donde se procesa el trigo. Asimismo, es preferible que no ingieran maíz, puesto que su digestión es difícil y esto podría irritar el intestino.

De igual manera, la soja, la caseína y el azúcar deberían ser eliminados, así como sus derivados. Estos compuestos se pueden encontrar en muchos lácteos, como la crema de leche, el yogur, la mantequilla y el queso.


Tal vez te pueda interesar: 

La alimentación clave para combatir el estrés


 

En última instancia, si el niño no presenta mejoras con estas medidas, es probable que el especialista le indique una dieta cetogénica, es decir, baja en carbohidratos, para hacer mucho más fácil la digestión del pequeño.

Puntos a considerar

Es importante que los niños con autismo tengan una buena salud digestiva, pues, el intestino se encuentra conectado de forma bidireccional cerebro, mediante el sistema nervioso, así que, la inflamación intestinal hace permeable este órgano.

Esto quiere decir que cualquier toxina podría ingresar a través de la circulación sanguínea y provocar inflamación. Todo ello, llevaría al niño a tener ciertas alteraciones conductuales, tales como insensibilidad al dolor, lo cual podría desencadenar una autoagresión.

Adicionalmente, se debe tomar en cuenta que, si el niño se aplasta o se golpea el estómago, podría estar sufriendo de dolores estomacales, pero no lo sabe expresar, por lo que se debe estar atento. @isbeliafarias90210 en @mundiario

Consejos de alimentación para niños con autismo
Comentarios