Cómo ayudarte a perder peso o mantenerlo

Chica comiendo fruta. / Pexels
Chica comiendo fruta. / Pexels
Es importante que a la incorporación de los productos sustitutivos a la dieta y al deporte, se sumen una serie de conocimientos sobre cómo funcionan los procesos de adelgazamiento.
Cómo ayudarte a perder peso o mantenerlo

Uno de los objetivos de un alto porcentaje de la población es perder peso* o mantenerlo*. Llegar a un peso óptimo es un deseo compartido por muchas personas, que buscan el mejor método para reducir cada vez más el número de la báscula hasta llegar al objetivo. Deporte y dieta equilibrada son las dos herramientas más habituales para cumplir este propósito, pero exigen sacrificio. Pero, hoy en día existen opciones complementarias a estas dos tareas. Por ejemplo, los sustitutivos de comida.

Los sustitutivos de comida: usos y beneficios

Uno de los grandes errores que cometen las personas a la hora de adelgazar es reducir radicalmente la cantidad de comida que toman al día. Pero esta no es una buena idea. En este contexto surgen los sustitutivos de comida. Se trata de unas barritas, batidos, natillas o cualquier de sus variedades que pueden ayudarte a adelgazar* o mantener* el peso. Se implementan en la dieta según el objetivo de cada uno. Y aportan todos los nutrientes, fibras, vitaminas y minerales necesarios para el organismo, pero eliminando todo el aporte calórico de las comidas convencionales. El equilibrio de sustancias necesarias es tan ajustado que estos sustitutivos pueden llegar a sustituir una o dos comidas principales del día, siendo una opción interesante para aplicar a tu dieta para cuidar tu peso.* o mantenerlo*

Diferentes formatos de los sustitutivos 

Aunque la fórmula más popular de este complemento es la barrita en estos momentos, también existe la posibilidad de que el alimento sustitutivo sea ingerido a modo de batido. Ambas opciones cumplen con el mismo aporte de elementos imprescindibles para la dieta y son igualmente efectivos en el sentido de reducir el aporte calórico que haces al organismo, reduciendo* o manteniendo* tu peso.

Sabores

Chocolate, frutas del bosque, naranja... Son muchas y muy variadas las opciones de sabor que existen al respecto. El objetivo es que la persona que incorpora estos sustitutivos de dieta no se aburra tomando siempre lo mismo, y que cada día pueda variar en sabores, como se cambian los platos centrales del día.

Objetivos realistas

Perder* o mantener* el peso es un proceso delicado por las implicaciones personales que tiene. Por eso, es importante que a la incorporación de los productos sustitutivos a la dieta y al deporte, se sumen una serie de conocimientos sobre cómo funcionan los procesos de adelgazamiento. A nivel mental, ayuda entender en qué momento del proceso se está. Por ejemplo, es de vital importancia marcarse objetivos realistas. Además, se ha de tener en cuenta que una persona que se encuentre cerca de su peso ideal tendrá un proceso más lento que el que experimenta una persona que bastante sobrepeso, que perderá sus primeros kilos de manera mucho más rápida. Todos estos puntos son esenciales en cada proceso de pérdida de peso. O incluso en caso de que el objetivo sea simplemente mantenerse en una cifra concreta. Estas herramientas harán más fácil el proceso. La sustitución de dos de las comidas principales del día por un sustitutivo en una dieta baja en calorías ayuda a perder peso*.

 

*Para adelgazar: La sustitución de dos de las comidas principales del día por un sustitutivo en una dieta baja en calorías ayuda a perder peso.

*Para mantener: La sustitución de una de las comidas principales del día por un sustitutivo de la comida en una dieta baja en calorías contribuye a mantener el peso después de la pérdida de peso.

 

Cómo ayudarte a perder peso o mantenerlo
Comentarios