Buscar

MUNDIARIO

¿Estás cometiendo alguno de estos 10 errores al hacer un pastel?

Si quieres hacer un pastel perfecto, ¡evita estos errores!

¿Estás cometiendo alguno de estos 10 errores al hacer un pastel?
Pastel horneado. / Pexels.com.
Pastel horneado. / Pexels.com.

Firma

Sara Rada

Sara Rada

La autora, SARA RADA, es colaboradora de MUNDIARIO. Comunicadora social venezolana, ejerce como redactora creativa y productora audiovisual en distintos medios digitales internacionales. @mundiario

No te estreses, compartiremos contigo el método adecuado para hacer tu pastel favorito.

Pastel de cumpleaños, pastel de boda, pasteles reveladores de género, pasteles del martes por la tarde… Nunca le decimos que no a un buen pastel, pero muchas de las personas que conocemos (buenos cocineros incluidos) temen hacer un pastel desde cero. Mantén la calma y sigue leyendo para evitar errores comunes de pastel.

Error 1: Uso de la bandeja equivocada

Hay montones de diferentes moldes para pasteles para elegir: de forma de primavera, Bundt, redondo, cuadrado. Además, todas estas formas vienen en diferentes tamaños, algunos pasteles requieren un molde estriado de 10 pulgadas, mientras que otros requieren dos moldes redondos de 9 pulgadas. Incluso tomar una bandeja de 9 pulgadas en lugar de una de 8 pulgadas puede cambiar totalmente la textura de tu pastel.

Qué hacer: lee la receta con cuidado y asegúrate de tener el molde adecuado antes de comenzar a hornear. Si no conoces el tamaño de una bandeja, usa una regla para medir directamente a través de su extremo abierto. No incluyas las paredes laterales en las medidas.

Error 2: Hornear en una bandeja no enmantequillada

Sí, lo conseguimos, engrasar una sartén puede parecer innecesario, especialmente si estás usando antiadherente, pero omite la mantequilla a tu propio riesgo: es muy probable que tu pastel se pegue, especialmente en las esquinas y grietas de una bandeja. Todo el mundo sabe que el exterior bronceado de un pastel es la parte más deliciosa, por lo que definitivamente no quieres perderlo.

Qué hacer: desliza en la bandeja un poco de mantequilla antes de hornear, como mínimo.

Error 3: Uso de ingredientes fríos

Claro, la receta dice que ablandes la mantequilla, pero ¿quién tiene tiempo? Sin embargo, la receta no está bromeando. Ciertos ingredientes realmente funcionan mejor a temperaturas específicas. Los huevos a temperatura ambiente le dan a los pasteles más volumen. La mantequilla fría no se espesa tanto cuando la mezclas con azúcar. El agua tibia activará tu levadura.

Qué hacer: planifica con anticipación y utiliza tus ingredientes a la temperatura adecuada antes de hornear.

Error 4: Medir la harina desde la bolsa

Es fácil meter la taza de medir directamente en la bolsa de harina, pero este método es muy impreciso. Con este método estás convirtiendo 1 taza en 1 taza y media, lo que hará que tu pastel sea pesado.

Qué hacer: Si horneas con frecuencia, invierte en una escala digital. Al pesar tus ingredientes, obtendrás la cantidad perfecta siempre.

¿No tienes una balanza? Aquí hay maneras fáciles de medir con tazas y cucharas:

- Nunca uses un vaso medidor de líquidos para ingredientes secos.

- Cuando trabajes con un ingrediente como la harina, mézclala dentro de su recipiente, luego con una cuchara más pequeña, ve agregando la harina dentro de la taza medidora. Nivele la taza con un cuchillo para que la parte superior sea precisa.

- Engrasa tus tazas antes de medir ingredientes pegajosos como la miel. Esto ayudará a que salga limpio.

Error 5: No medir los ingredientes de antemano

Todos hemos estado allí: estás ocupado rompiendo huevos, escarbando en los gabinetes buscando el polvo para hornear, calentando la leche con el microondas mientras la masa de la torta se congela lentamente en la batidora. Eso es estresante, y una manera segura de cometer un error.

Qué hacer: ¡Mise en place! Este es un término elegante que significa, esencialmente, organizarse. Mide tus ingredientes húmedos y secos por adelantado. Rompe los huevos en un tazón separado en lugar de justo encima de la masa, de modo que no te arriesgues a tener molestas cáscaras o un huevo malo que arruine la mezcla. Si tienes todo listo para comenzar, mezclar el pastel es muy fácil.

Error 6:  Batir mucho (o poco) la mezcla

Cuando se trata de batir la masa, la forma en que se mezcla es importante. Un batido excesivo endurecerá la torta, pero la falta de mezcla puede hacer que se desmorone.

Qué hacer: la mayoría de las recetas de pasteles requieren la alternación de ingredientes húmedos y secos en la crema. Este método un tanto tedioso ayuda a prevenir la formación de gluten, que es lo que hace que la torta se vuelva dura. Una vez que todos los ingredientes estén en el tazón, mezcla hasta que estén combinados.

Error 7: Hornear en la rejilla incorrecta del horno

Todas las rejillas son iguales, ¿verdad? Simplemente colocas el pastel al horno y listo… ¡Incorrecto! Hornear en la rejilla incorrecta hace que el pastel se cocine y se dore mal.

Qué hacer: Para una mejor cocción, coloca el molde para pasteles en el centro del horno. Esto hará que se cocine uniforme y evitarás el exceso de sabor en un solo lado. Si necesitas usar dos rejillas, es una buena idea rotar las bandejas a la mitad de la cocción. Eso significa que la torta inferior va en la parte superior, y viceversa. Intenta también girar las bandejas a la mitad del horneado para que la parte delantera quede hacia atrás.

Error 8: Hornear solo guiándote por el tiempo

¡Has configurado tu temporizador y, cuando suene, ya está hecho! No hay que pensar mucho, ¿verdad?

No, los tiempos de cocción son sólo pautas. En realidad, la humedad, la temperatura del aire, la temperatura del horno y la altitud afectarán el tiempo que demore tu pastel en cocinar. Puede estar listo antes o después de lo que sugiere la receta.

Qué hacer: comprueba que tu pastel esté listo de 5 a 10 minutos antes de que el tiempo de cocción de la receta lo sugiera. Usa el palillo de prueba: haz un pequeño orificio en el centro con un palillo o un fideo de espagueti. Cuando sale limpio, tu pastel está cocido.

Error 9: Cortar el pastel caliente

Cuando se cuece, huele tan bien, es casi imposible resistirse a cortarlo.

Qué hacer: ¡resiste! Deja que tu pastel se enfríe completamente. Tu pastel se continuará cocinado mientras está recién sacado del horno, por lo que la textura y el volumen final estarán en su mejor momento cuando esté fresco.

Es mejor enfriar los pasteles en una rejilla de alambre que permite que el aire circule, evitando que la humedad se acumule y haciendo que el pastel quede empapado.

Error 10: Hornear con mezclas de caja

¡No dejes que te asustemos! Hacer un pastel casero es totalmente factible. Agarrar una caja de las cosas prefabricadas puede ser más fácil, pero no tendrá el sabor de una rebanada hecha de cero.

Qué hacer: comienza poco a poco con recetas fáciles.  @mundiario